Grifols y Shanghai RAAS han obtenido las autorizaciones para su alianza estratégica en China, una operación cuyo cierre se prevé para finales de 2019, cuando se obtengan las aprobaciones de las autoridades regulatorias de Estados Unidos y la República Popular de China.

Esta operación es la primera transacción en China mediante intercambio accionarial, entre una compañía extranjera y una compañía cotizada china que no esté controlada por el Estado y ha incluido las aprobaciones del Committee on Foreign Invesment in the United States y de la Chinese Securities Regulatory Commission.

Así, Grifols controlara el 26,2 % de Shanghai RAAS, incluyendo los derechos económicos y de voto, a cambio de una participación no mayoritaria en Grifols, con un 45 % de derechos económicos y un 40 % del voto.

Expansión de los productos de Grifols a China

Con esta acción, Grifols consolida la estrategia de crecimiento sostenido y visión de largo plazo, ya que impulsará la producción, comercialización y desarrollo bajo criterios de calidad y seguridad internacionales de los productos plasmáticos en China, así como de las últimas soluciones de diagnóstico transfusional en este país.

En este sentido, el Consejero Delgado de Grifols, Víctor Grifols, ha señalado que la operación generará valor para todas sus divisiones, especialmente para la División Bioscience y para la División Diagnostic, "por lo que representa un paso adelante" en la estrategia de crecimiento sostenido y visión de largo plazo de la empresa.

Así, Grifols se convierte en el segundo mayor accionista de Shanghai RAAS manteniendo el control de su compañía Grifols Diagnostic Solutions.