El grupo chino Huawei Technologies ha retrasado hasta septiembre el lanzamiento de su teléfono plegable ampliamente publicitado, el Mate X. En principio tenía previsto llegar al mercado en junio, declaró el viernes Vincent Peng, vicepresidente sénior de la compañía.

Este teléfono, cuyo precio inicial será de 2.600 dólares, mejora la calidad de la pantalla plegable, su componente más complicado, agregó Peng en una conferencia organizada por "The Wall Street Journal" en Hong Kong.

La decisión se ha tomado después de que Samsung Electronics optara por retrasar el lanzamiento a finales de abril de su Galaxy Fold tras descubrirse problemas con la pantalla plegable.

El retraso supone un nuevo revés para Huawei

Este retraso supone un nuevo revés para Huawei, segundo mayor vendedor de teléfonos inteligentes del mundo y líder en el segmento de equipos de telecomunicaciones, tras las medidas de Estados Unidos, como su inclusión en una lista negra de exportaciones, que restringen la posibilidad de que las empresas vendan tecnología estadounidense al grupo chino.

Peng aseguró que el motivo del retraso del lanzamiento del Mate X no era que hubiera problemas en la cadena de suministro, aunque agregó que se sigue debatiendo si el teléfono se lanzará con una licencia de uso de Google, de Alphabet, que permita el funcionamiento de las populares aplicaciones Android.

Huawei desarrolla su propio sistema operativo --llamado Hongmeng-- por si pierde el acceso a las licencias Android. Podría estar operativo en seis o nueve meses, añadió Peng.