Iberdrola, a través de su filial Neoenergia, que cotiza en la Bolsa de Sao Paulo ha alcanzado un acuerdo con PEC Energia para la adquisición de una cartera de proyectos eólicos en desarrollo que suman una potencia de 400 MW.

Estas nuevas instalaciones, que abarcarán una superficie de cerca de 8.000 hectáreas, estarán situadas en la sierra de Gameleira, en el estado de Bahía.

La operación incluye un derecho de opción de compra sobre otros proyectos eólicos en la misma región, que podrá ser ejercida en un futuro por la filial de Iberdrola.

Con esta nueva operación, el grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán realiza su séptima operación corporativa en lo que va de año

En esta misma semana, Iberdrola ha comprado la promotora Acacia Renewables en Japón, que tiene una cartera de proyectos eólicos marinos de 3,3 gigavatios (GW) de potencia con la que da el salto al mercado japonés.

Iberdrola ha adquirido este mismo año la empresa australiana de energías renovables Infigen Energy, tras el lanzamiento de una opa amistosa en junio.

Con esta operación, contará con 670 MW eólicos operativos y una cartera de proyectos eólicos y solares de 1 GW en distintas fase de desarrollo.

Además, el pasado 22 de junio Iberdrola acordó con la sueca Svea Vind Offshore AB (SVO) una opción de adquisición mayoritaria para el desarrollo de la mayor cartera de proyectos de energía eólica marina en Suecia.

Estos proyectos, que suman 9 GW de capacidad y están en distintas fases de tramitación, podrán ir entrando en operación a partir de 2029.

Iberdrola anunció también el 12 de mayo la compra de dos proyectos eólicos terrestres en Escocia, que suman 165 MW de capacidad y cuyo desarrollo implicará una inversión de alrededor de 190 millones de euros.

Asimismo, el 12 de mayo notificó la adquisición de la francesa Aalto Power, con 118 MW eólicos terrestres operativos y una cartera de proyectos de 636 MW en distintas fases de desarrollo, por algo más de 100 millones de euros.

También en Francia el pasado 9 de marzo Iberdrola se hizo con el 100 % del capital del parque eólico marino francés Saint-Brieuc.