Iberdrola comienza la construcción en Grecia del parque eólico Mikronoros, que tendrá una capacidad renovable instalada el próximo año de 435 MW.

Iberdrola acelera inversiones en renovables e inicia el año con el arranque de la construcción del proyecto eólico de Mikronoros, situado en la provincia de Rodopi, en Tracia, en el norte de Grecia.

El parque, con una capacidad instalada de 33,6 megavatios (MW), estará integrado por 8 aerogeneradores V150 de 4,2 MW de potencia unitaria, con una altura de buje de 105 m y un diámetro de rotor de 150 m.

Con su entrada en operación, a mediados de este año, la potencia renovable instalada de Iberdrola en Grecia y Chipre se situará en 335 MW.

En 2022, la compañía prevé la entrada en operación de otros tres proyectos eólicos, que sumarán una potencia adicional conjunta de 100,4 MW y elevarán la capacidad operativa de la compañía en la región a 435,4 MW.

A este objetivo contribuirán los parques eólicos de Askio II (33,6 MW), Askio III (50 MW) y Rokani (16,8 MW) que Iberdrola se adjudicó en la subasta de capacidad celebrada a mediados del pasado año en este mercado.

Iberdrola apuesta en Grecia por un modelo de energía verde y sostenible

con el fin de acelerar la transición hacia una economía descarbonizada y combatir el cambio climático.

Sus proyectos en el país promueven la innovación tecnológica para desarrollar energías renovables eficientes, que contribuyen a la reducción de emisiones para combatir el cambio climático y generan impacto positivo económico, medioambiental y social en las comunidades en las que opera.

A junio de 2020, Grecia contaba con 7.237 MW de capacidad renovable instalada, de los que 3.832 MW son energía eólica y 2.841 MW fotovoltaica.