Iberdrola duplica su apuesta por las energías limpias en Andalucía, con la tramitación de más de 1.100 megavatios (MW) renovables nuevos.

La compañía acaba de arrancar su actividad en Andalucía y tramita proyectos fotovoltaicos y un parque eólico en cinco provincias de la comunidad autónoma.

En Huelva, Iberdrola ha proyectado plantas fotovoltaicas con una potencia instalada total de 420 MW y ha iniciado la construcción de su primera planta fotovoltaica en la región, Andévalo (50 MW), que entrará en operación en 2020.

El proyecto se construye dentro del mayor complejo eólico de Europa Continental, El Andévalo, promovido y gestionado por Iberdrola desde 2010, garantizará el suministro de electricidad verde a las cuatro fábricas de Heineken España y sus oficinas y evitará la emisión a la atmósfera de más de 100.000 toneladas de CO2 al año y contribuirá a reactivar la actividad económica y el empleo.

En Sevilla, la tramitación se extiende a 150 MW fotovoltaicos y, en Granada, los proyectos definidos suman 300 MW de capacidad instalada.

Los planes renovables de Iberdrola en la región se completan con 210 MW fotovoltaicos en Málaga y 30 Mw fotovoltaicos en la provincia de Cádiz.

La producción de energía verde de estos nuevos proyectos abastecerá a una población equivalente a 600.000 hogares.

Estrategia inversora renovable en España

El plan de inversión de Iberdrola en energías renovables en España prevé la instalación de 3.000 MW nuevos hasta 2022, y las previsiones de la compañía apuntan a la instalación de 10.000 nuevos Mw hasta 2030, lo que creará empleo para 20.000 personas.

La apuesta de Iberdrola por un modelo económico descarbonizado le ha llevado a comprometer inversiones de 34.000 millones de euros en el mundo hasta 2022, en energías renovables, redes de distribución eléctrica robustas e inteligentes y tecnologías de almacenamiento a gran escala, después de haber destinado casi 100.000 millones a estos ámbitos desde 2001.