Iberdrola ha adquirido a sus socios en la sociedad Ailes Marines, que desarrolla el proyecto eólico marino Saint-Breuc frente a las costas de la Bretaña francesa, un 22,5 % de participación, con lo que ya posee el 92,5 % del proyecto, que requerirá una inversión de casi 2.500 millones de euros.

Según han confirmado fuentes de la compañía, los socios de Iberdrola en el proyecto -Renewable Energy Systems (RES) y Caisse des Dépôts et Consignations- le han vendido a Iberdrola, que tenía un 70 %, ese porcentaje del 22,5 % en el proyecto, con lo que pasarán del 30 % que tenían en Ailes Marines a través de la sociedad Avel Vor, a contar sólo con un 7,5 % de las acciones.

La transacción, pendiente del visto bueno del Ministerio de Economía francés, podría haberse situado en más de 50 millones de euros, han indicado a Efe fuentes del mercado.

El parque eólico marino de Saint Breuc, de 496 megavatios (MW) comenzará a construirse en 2021 y se prevé su puesta en marcha en 2023

Ubicado a unos 20 kilómetros mar adentro de la costa de Bretaña, tendrá capacidad para el consumo de electricidad de unas 835.000 personas, y contará con 62 aerogeneradores, de 8 MW de potencia y 207 metros de altura total, fabricados por Siemens Gamesa, en una superficie de 72 kilómetros cuadrados.

Iberdrola cuenta con una cartera de proyectos de eólica marina que ronda los 12,4 gigavatios (GW), que se desarrollarán en el Mar del Norte, el Mar Báltico y Estados Unidos.

La compañía prevé destinar al negocio renovable 13.260 millones de euros, un 39 % de los 34.000 millones de euros de inversión contemplados para el periodo 2018-2022.

Iberdrola tiene en operación dos parques eólicos marinos: West of Duddon Sands, en el Mar de Irlanda, y Wikinger, en aguas alemanas del Mar Báltico.

La eléctrica está construyendo en estos momentos el parque de East Anglia One, su mayor proyecto hasta la fecha, que tendrá 714 MW de capacidad instalada, con una inversión de 2.500 millones de libras (unos 2.920 millones de euros).

Además, la compañía ha anunciado un nuevo macrocomplejo eólico en East Anglia, denominado East Anglia Hub, que incluirá los tres proyectos que tiene en cartera en la zona: East Anglia One North, East Anglia Two e East Anglia Three.

El complejo, que sumará 3.100 MW de potencia instalada y una inversión de alrededor de 6.500 millones de libras (cerca de 7.600 millones de euros), arrancará en 2022 y su construcción durará cuatro años.

Iberdrola promueve también en Estados Unidos el parque de Vineyard Wind, frente a las costas de Massachusetts y con 800 MW de potencia, y en diciembre se adjudicó la de Park City, de 804 MW, en Connecticut.

En Alemania se hizo en abril de 2018 con dos nuevas instalaciones en el Báltico (Baltic Eagle y Wikinger Süd), que suman 486 MW, y además, su filial brasileña Neoenergia ha planteado la puesta en marcha de hasta 9 GW en las costas de los estados de Rio de Janeiro, Rio Grande do Sul y Ceará.