Inditex, dueño de cadenas como Zara o Bershka, ganó en su primer trimestre fiscal (febrero a abril) 734 millones de euros, el 9,8 % más que un año antes, mientras que sus ventas avanzaron el 4,8 % y sumaron 5.927 millones, según el grupo.

Para el presidente de Inditex, Pablo Isla, estas cifras récord muestran la solidez del modelo de negocio de la compañía "que sigue creciendo en rentabilidad y en generación de flujo de caja tras apostar decididamente por una oferta de moda de calidad a favor del cliente" y tras hacer de la transformación digital y la sostenibilidad sus ejes estratégicos.

Las ventas en tiendas crecen casi un diez por ciento

En las cuentas remitidas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Inditex ha explicado que la venta en la segunda mitad del trimestre se vio afectada por condiciones meteorológicas adversas y que con la vuelta de condiciones de mercado normales ha retornado a los niveles previos.

Así, como avance del segundo trimestre, la compañía ha destacado que la venta en tienda y a tipos de cambio constantes ha crecido el 9,5 % entre el 1 de mayo y el 7 de junio, y el 6,5 % entre el 1 de febrero y el 7 de junio.

Además, prevé que para el ejercicio de 2019 sus ventas crezcan entre el 4 y el 6 % en términos comparables, es decir, a misma superficie comercial (descontadas aperturas y cierres).

El ebitda sube casi un 50 por ciento

De vuelta a las cuentas del primer trimestre, las ventas crecieron en todas las áreas geográficas en las que opera y en todas las cadenas y el resultado bruto de explotación (ebitda) se disparó cerca del 50 %, hasta 1.675 millones de euros, por cambios en la normativa sobre contabilidad de alquileres.

Excluyendo el impacto de la aplicación de las reglas de NIIF 16 el crecimiento del ebitda sería del 9 % y el del beneficio neto del 7 %, según la compañía.

"Durante el primer trimestre, Inditex ha adoptado la nueva normativa sobre arrendamientos utilizando el método de transición retrospectivo modificado. La implementación de NIIF 16 no afecta ni al flujo de caja ni al negocio, sin embargo, varias líneas de la cuenta de pérdidas y ganancias no son comparables con respecto a los datos reportados del 2018", según las cuentas remitidas al mercado.

El margen bruto, una de las variables que más miran los analistas pues mide lo que saca en bruto por cada prenda que vende, fue de 3.524 millones, superior en el 6 % al de un año antes, y se sitió en el 59,5 % de las ventas, 61 puntos básicos más que en el primer trimestre de 2018 (58,9 %).

A lo largo de los tres primeros meses de su ejercicio fiscal, el mayor grupo de distribución textil del mundo abrió tiendas en 23 mercados y al cierre de abril contaba con 7.447 establecimientos.

En el terreno online, Zara comenzó a operar en abril en Brasil y en mayo en Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Líbano, Egipto, Marruecos, Indonesia, Serbia e Israel. En la campaña otoño-invierno, la principal cadena de Inditex lanzará la venta online en Sudáfrica, Catar, Kuwait, Baréin, Omán, Jordania, Colombia, Filipinas y Ucrania.

Creará una comisión de sostenibilidad 

El grupo Inditex, dueño de Zara, ha decido constituir una comisión específica de sostenibilidad dentro del consejo de administración que estará encargada del seguimiento de la estrategia y de las políticas de sostenibilidad, tanto medioambiental como de derechos laborales.

Así, supervisará la monitorización de toda la cadena de suministro y la relación tanto con los diferentes grupos de interés en materia de sostenibilidad como con el Consejo Social, al tiempo que verificará el cumplimiento de los estándares de salud y seguridad o de la política de Derechos Humanos en toda la cadena de valor, entre otras cuestiones.

En un comunicado, la compañía recuerda que ha firmado con el Massachussets Institute of Technologies (MIT) un acuerdo de 3,5 millones de euros para, entre otros aspectos, promover la investigación en sostenibilidad, incluyendo nuevas técnicas de reciclaje, tanto de embalajes como de tejidos.

En 2009, el grupo puso en marcha un programa que persigue que todas sus tiendas sean ecoeficientes en 2020, caracterizadas por consumir un 20 % menos de electricidad y un 40 % menos de agua que un local convencional.