El presidente de Indra, Fernando Abril-Martorell, ha señalado que la compañía cerró 2018 con más con más de 43.000 empleados, cerca de un 9 % más que en 2017.

Durante su intervención ante la junta general de accionistas, Abril-Martorell ha destacado que Indra genera empleo de alto valor añadido y oportunidades de desarrollo en España para los más preparados, de manera que más del 80 % de sus profesionales son ingenieros, titulados o técnicos de alta cualificación.

En su intervención, ha subrayado que solo en España, la plantilla de Indra aumentó en 4.457 personas desde enero de 2017 y más de 7.000 jóvenes profesionales han iniciado su carrera en Indra en los últimos tres años en España, de los que más de 2.700 lo hicieron sólo en 2018 en España (y más de 750 en Latinoamérica).

Indra avanza en la presencia de la mujer en la empresa

 Los análisis de brecha salarial muestran que ésta se redujo respecto a 2017 y se situó por debajo del 3 % dentro de los grupos profesionales comparables.

Asimismo, Indra ha invertido este año un 97% más, casi llegando a duplicar las cifras de 2017, fundamentalmente en I+D y en desarrollo de producto, pero también en dotarse de nuevos y mejores espacios de trabajo, modernizar las zonas comunes y renovar sus herramientas y sistemas para ser más eficientes y facilitar la conciliación laboral y familiar.

El presidente de Indra destacó el propósito de la compañía de invertir en las personas y de mejorar de forma continua sus condiciones, sin olvidar que está sometida como empresa a las leyes del mercado en una industria especialmente competitiva y exigente.

Abril-Martorell repasó los aspectos más relevantes en materia de Gobierno Corporativo y los cambios ocurridos desde la pasada Junta General de Accionistas, entre los que destacan la incorporación expresa a las políticas internas de la compañía de las distintas cuestiones referidas a diversidad en relación con la composición del Consejo de Administración.

Nombramientos

Destaca el nombramiento de Isabel Torremocha como consejera independiente, en sustitución de Luis Lada, que ha cesado como consejero independiente de Indra tras doce años consecutivos, el máximo permitid

Con este nombramiento, Indra alcanza ya en este ejercicio el objetivo fijado en la política de selección de consejeros, prevista inicialmente para el ejercicio 2020, de que el número de consejeras represente al menos el 30 % de los miembros de Consejo. Concretamente, el número total de mujeres supone el 31% del total de consejeros.

Esta presencia de mujeres representa asimismo el 43% de los consejeros independientes y un 33% de los consejeros ejecutivos.

     El nombramiento de Miguel Sebastián y Antonio Cuevas como consejeros dominicales en representación de la SEPI (lo que ya se produjo el pasado 31 de enero por el procedimiento de cooptación); así como la reelección de Santos Martínez-Conde como consejero dominical en representación de Corporación Financiera Alba y de Alberto Terol como consejero independiente.

Aprobación de todos los acuerdos propuestos Los accionistas de Indra han aprobado las cuentas anuales y el informe de gestión del Consejo de Administración y han adoptado por una amplia mayoría todos los acuerdos propuestos por el Consejo de Administración.