La CNMC ha acordado remitir al Consejo de Estado el proyecto de Circular por la que se establece la metodología para el cálculo de los peajes de transporte y distribución de electricidad, que se reducirán por término medio el 5,6 % respecto al ejercicio 2019, aunque el impacto es diferente por colectivo de consumidores.El proyecto de Circular establece la metodología para determinar el cálculo anual de los peajes de transporte y distribución de electricidad de los consumidores; los autoconsumidores por la energía demandada de la red y por la energía autoconsumida en el caso de instalaciones próximas; las instalaciones de generación por sus consumos propios y los intercambios de energía eléctrica que se realicen con destino en países no miembros de la Unión Europea, según ha informado la CNMC en un comunicado.

Como consecuencia de la nueva metodología de retribución de las actividades de transporte y distribución, los peajes de los consumidores se reducirán por término medio el 5,6% respecto al ejercicio 2019. No obstante, el impacto es diferente por colectivo de consumidores, según ha informado la

Este proyecto de Circular se remite al Consejo de Estado, a través del Ministerio de Economía

La remisión al Consejo de Estado se realiza una vez valoradas las observaciones formuladas por el Ministerio para la Transición Ecológica y los 52 agentes que han participado durante el procedimiento de audiencia pública.

Con carácter general, todos los agentes han valorado positivamente la oportunidad de participar en la elaboración de la metodología para el cálculo de los peajes de transporte y distribución. Si bien han señalado la necesidad de coordinación de las metodologías para el establecimiento de peajes de transporte y distribución y la fijación de los cargos (pagos relacionados con otros aspectos regulados del sistema), que corresponde al Ministerio para la Transición Ecológica.En particular, simplifica la estructura de peajes de aplicación a los consumidores domésticos, manteniendo seis periodos para el resto de consumidores incluyendo las Pymes de baja tensión, introduce una estructura variable de precios para los consumidores domésticos, a efectos de laminar el impacto de la metodología en los consumidores de menor tamaño.

Además exceptúa del pago de peajes de transporte y distribución a las instalaciones de bombeo y a las instalaciones de almacenamiento conectadas directamente a la red.

Introduce un peaje opcional para puntos de suministro dedicados en exclusividad a la recarga de vehículos eléctricos de acceso público.

Con carácter transitorio, establece una penalización por energía capacitiva en el periodo 6, a efectos de aliviar las sobretensiones de la red.

Prolonga y simplifica el régimen transitorio para la adaptación de los sistemas de facturación y los contratos

Estas modificaciones facilitarán la comprensión de la señal de precios a los consumidores de menor tamaño, a la vez que se aumentan las señales de precios de todos los consumidores; facilitarán la penetración del vehículo eléctrico; incentivarán el consumo eficiente y la electrificación de la economía, sin que ello suponga una barrera para la agregación de consumos, la penetración del autoconsumo y la participación en la respuesta de la demanda.