La Fiscalía Anticorrupción ha señalado este martes al expresidente de Bankia Rodrigo Rato y a su exnúmero dos José Luis Olivas por impulsar la salida a Bolsa de la entidad aún teniendo el "perfecto conocimiento de que lo que se sacaba tenía deterioros muchísimos más relevantes y no se correspondía con la realidad ofrecida al mercado".

Durante la exposición de su informe final, la fiscal Carmen Launa ha reiterado que la operación fue "en todo momento" iniciativa de Rato, que sólo solicitó autorización al Banco de España cuando "ya disponía del itinerario de hechos y estaba todo consumado", y obvió una posible inyección de ayudas públicas a fin de mantener su puesto al frente del grupo financiero.

Launa solicita ocho años y medio de prisión para Rato

Al respecto, la representante del Ministerio Público, que solicita ocho años y medio de prisión para el exministro por presunta estafa a inversores y falsedad contable, ha recordado que, debut bursátil al margen, la entidad también habría podido recurrir al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) para cubrir las exigencias de capital impuestas por el cambio normativo.

Launa ha explicado que la propia dirección de seguimiento e inspección del organismo recomendó condicionar cualquier posible aval a la operación a "la remisión de más información" y a la entrega de un plan de ayudas que no sólo "no se llegó ni a plantear", sino que "tampoco consta que el regulador lo solicitara a pesar de no estar presentado".