La inmobiliaria Solvia ha comunicado a sus trabajadores el inicio de un proceso de despido colectivo, aunque todavía no ha hecho público ni los motivos del expediente de regulación de empleo (ERE) ni el número de trabajadores a los que afectará, de una plantilla de 740 empleados.

Según han confirmado a Efe fuentes de Solvia, empresa participada en un 80 % por Intrum y en un 20 % por Banco Sabadell, la inmobiliaria ha solicitado, mediante notificación legal, que se seleccione a los representantes de los trabajadores que formarán parte de la mesa de negociación.

Hay un plazo legal de 15 días para que se conforme la mesa de negociación, pero, por las dificultades de este trámite durante el mes de agosto, se prevé que el periodo de consultas pueda empezar a principios de septiembre, según La Vanguardia.

El número de afectados por el ERE se dará a conocer a los representantes de los trabajadores durante la primera jornada de la negociación.

El pasado mes de abril, Banco Sabadell cerró la venta del 80 % del capital de Solvia a Intrum Holding Spain (antes Lindorff Holding Spain) por 241 millones de euros.

Solvia, proveedor de servicios inmobiliarios en España, cuenta entre sus activos bajo gestión con hipotecas residenciales, préstamos corporativos y para pymes, inmuebles comerciales, créditos garantizados y no garantizados y carteras de bienes inmuebles (REO), y ofrece sus servicios tanto a clientes particulares como a empresas e inversores.