El grupo de infraestructuras, agua y energía Lantania prevé alcanzar unos ingresos este año de 120 millones de euros, un 18, 7 % más que en el mismo periodo del año anterior, y mantener su política de compras.

En este resultado destaca el fuerte crecimiento de la actividad de Aguas cuyos ingresos se han multiplicado por más de cinco, pasando de representar el 2% del total de la facturación de la empresa en 2019 al 10 %este ejercicio gracias a la aportación de Soil Aguas y DEISA IWS.

Por su parte, el beneficio bruto de explotación (ebitda) del grupo descenderá de los 11 millones alcanzados el pasado año a 10 millones como consecuencia del impacto del Covid-19 en algunos de los proyectos.

Según ha informado hoy la compañía, Lantania afianza su proyecto y potencia sus planes de desarrollo con un aumento del 30% de su cartera de obra en curso hasta situarla en 350 millones de euros este año.

El presidente de Lantania, Federico Ávila, ha señalado en el balance de 2020 que ha sido, un ejercicio en el que han continuado su crecimiento y proceso de consolidación.

A lo largo de estos 12 meses la compañía ha adquirido tres empresas, Soil Tratamiento de Aguas Industriales, DEISA Industrial Water Solutions y Traviesas y Prefabricados de Aragón, ha iniciado su desarrollo internacional y constituido una nueva estructura de grupo, con la creación de Lantania Aguas y Lantania Activos.

Como complemento a la actividad constructora, la empresa ha lanzado el desarrollo de un portfolio de proyectos eólicos que comenzarán en Galicia. La compañía trabaja en esta comunidad autónoma en el desarrollo de 250 megavatios (MW) de los cuales 150 MW ya se encuentran en fase de tramitación administrativa y cuya inversión ascenderá a 146 millones de euros.

La cartera de nueva contratación superará los 150 millones de euros, un 36 % más

 El 45 % de estos nuevos contratos provienen del sector privado mientras que el 55 % restante corresponde al sector público, del que un 30 % proviene de adjudicaciones de la Administración Central, un 18 % de la Administración Autonómica y un 7 % de las corporaciones locales.

Crece el peso de las áreas de Aguas y Conservación y Servicios en los nuevos encargos, que representan ya el 30 % de los nuevos pedidos frente al 5 % que suponían en 2019. Fruto del crecimiento interno y de las adquisiciones, la empresa ha aumentado su plantilla un 64 % este año hasta los 560 trabajadores entre empleos directos e indirectos (filiales y UTEs).