La compañía francesa Leroy Merlin ha presentado un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que afectará a 11.000 trabajadores y que excluye "equipos de mandos"    (compuestos por cerca de 1.500 personas), como consecuencia del estado de alarma decretado por la pandemia del coronavirus.

Según han informado a Efe fuentes sindicales, la compañía, que les ha presentado finalmente el ERTE tras tardar "cerca de dos semanas en tomar la decisión", ha asegurado que complementará los sueldos de todos los empleados afectados.

La aplicación de los estos servicios temporales tendrá efecto retroactivo desde el 14 de marzo y se llevará a cabo hasta el 11 de abril o hasta que concluya el estado de alarma.

Leroy Merlin toma las medidas necesarias para garantizar la salud y seguridad de sus empleados

Por su parte, la compañía ha dicho a Efe que ante la actual situación por el coronavirus y la prolongación del estado de alarma por parte del Gobierno han decidido adoptar "las medidas necesarias para garantizar la salud y seguridad de sus colaboradores y preservar la sostenibilidad económica de los mismos así como la continuidad del negocio".

La excepción del equipo de mandos se ha hecho con el objetivo de atender la actividad de venta de aquellos bienes que pudieran ser esenciales para clientes profesionales, así como la venta online y telefónica al público general, con las garantías necesarias de prevención de riesgos laborales.

El "equipo de mandos" de Leroy Merlin, según han señalado los sindicatos, está compuesto fundamentalmente por "el comité de dirección de cada centro, principalmente el director y los jefes del sector, así como los jefes de sección y los coordinadores PRO que se ocupan de la venta a profesionales".