Deliveroo es una compañía que ofrece servicios de entrega de comida de restaurantes "de alta calidad" a domicilio u oficinas, y ha llegado este lunes a España tras dos años de funcionamiento en Londres. Además, ha recibido una inversión de 100 millones de dólares y anuncia su expansión por Asia, Australia y Oriente Medio.

Deliveroo ofrece la posibilidad de solicitar los pedidos a través de su página web o aplicación móvil, y éstos serán entregados por un equipo de motoristas y ciclistas en un plazo de 30 minutos.

La diferencia con otros negocios de entrega de comida es que se asocia con restaurantes de "alta calidad", que normalmente no tienen servicios de entrega a domicilio, según explica la compañía en un comunicado.

Los restaurantes que se incluyen en la plataforma son seleccionados para cumplir unos requisitos de calidad. Los pedidos son enviados en bolsas de aislamiento térmico para mantener sus condiciones.

La plataforma se centra en restaurantes "de calidad"

La plataforma ha escogido para su desembarco en España las ciudades de Madrid y Barcelona.

Deliveroo destaca que en la capital colabora con Bentley's Burguer y el Restaurante José Luis, entre otros.

Menciona también que en la ciudad condal entrega pedidos de La Taverna del Suculent y The Market Perú.

La consejera delegada de la compañía en España, Diana Morato, ha declarado que "estamos muy ilusionados por el lanzamiento de Deliveroo en España, y absolutamente convencidos de que tendrá el mismo éxito que en otros países como Reino Unido, Francia y Alemania, donde ya están implantados nuestros servicios".

Inversiones y expansión internacional

Deliveroo ha iniciado también sus actividades en cinco nuevos emplazamientos: Dubai, Hong Kong, Singapur, Melbourne y Sydney, lo que supone su primera incursión fuera de Europa. En total, ofrece ya sus servicios en 50 ciudades de 12 países, y dispone más de 5.000 restaurantes en su catálogo.

La compañía ha recibido recientemente una inversión de 100 millones de dólares, la cual ha sido liderada por DST Global y Greenoaks Capital. Inversión que sumada a otras anteriores, suponen un total de 200 millones de euros, en las que han participado inversores como Accel, Hoxton Ventures, Index Ventures, JamJar Investiments y Humminbird Ventures.