Los pilotos de Ryanair en España confían en que la compañía no cancelará vuelos durante las cinco jornadas de huelga que inician el próximo jueves, tal y como está ocurriendo con los paros de los tripulantes de cabina, que llevan a cabo protestas desde principios de mes.

Ambos colectivos protestan por el cierre de las bases españolas de la aerolínea de bajo coste irlandesa Ryanair en Tenerife Sur, Gran Canaria, Lanzarote y Gerona.

Los pilotos están llamados a hacer huelga los próximos 19, 20, 22, 27 y 29 de septiembre, que coincidirá en cuatro jornadas (viernes 20, domingo 22, viernes 27 y domingo 29) con la de los tripulantes de cabina (TCP).

El delegado sindical del Sepla en Ryanair, Francisco Gómez, ha descartado este martes que la suma de ambas protestas cambie la tónica en la que se ha desarrollado hasta ahora la huelga de los TCP, casi sin cancelaciones, aparte de los catorce vuelos suprimidos en las dos primeras jornadas.

En una rueda de prensa conjunta con los sindicatos de los TCP en Ryanair, Sitcpla y USO, Gómez ha vuelto a explicar que el Sepla ha convocado esta huelga en defensa de los 520 puestos de trabajo que se verán afectados por el cierre de las cuatro bases citadas anunciado por la aerolínea y que, a su juicio, “no tiene causas objetivas que lo justifiquen.

Los sindicatos han arremetido contra el Gobierno, que no sólo ha establecido unos servicios mínimos "decimonónicos", sino que permite a la aerolínea de bajo coste irlandesa todo tipo de incumplimientos y han instado a que actúe "de manera inmediata para evitar estos despidos y que no sean más en el futuro".

El secretario de organización de USO-Ryanair, Jairo Gonzalo, ha denunciado coacciones y amenazas hacia los trabajadores a la hora de intentar ejercer su derecho a huelga, que está siendo constantemente vulnerado, asegura.