El beneficio neto de Mapfre en 2019 se situó en 609 millones de euros, una cifra que representa un incremento del 15,2 % respecto al año anterior.

Los ingresos del Grupo se incrementaron un 7,1 %, hasta los 28.472 millones de euros.

En cuanto a las primas, el aumento fue del 2,2 %, hasta los 23.044 millones de euros, gracias, entre otros, a la buena evolución del negocio en España, en el área regional Latam Norte y al negocio reasegurador.

Los tipos de cambio de monedas no han tenido un impacto relevante en este ejercicio (0,2%).

Los resultados de este año están fuertemente condicionados por el coste de los tifones Faxai y Hagibis en Japón (107 millones de euros), los daños producidos por los disturbios causados en Chile (24 millones) y los daños derivados de las DANAs en España (17 millones), entre otros eventos.

 Las cuentas del año 2019 recogen, asimismo, un deterioro de los fondos de comercio de Mapfre Asisencia por importe neto de 66 millones de euros.

Sin considerar los impactos catastróficos y los deterioros del fondo de comercio tanto en 2018 como en 2019, el beneficio de Mapfre habría subido un 1% hasta los 822 millones de euros.

El deterioro de los fondos de comercio no tiene efecto en la tesorería de Mapfre ni afecta a la fortaleza y flexibilidad financiera del Grupo ni a los modelos de capital que soportan los ratings y el elevado nivel de solvencia, puesto que los fondos de comercio están excluidos de su cálculo.

El ratio combinado de Mapfre se sitúa en el 97,6 %, destacando la mejora de este indicador en Brasil, Latam Norte y Estados Unidos, gracias a las medidas adoptadas en el marco del objetivo de crecimiento rentable.

El patrimonio atribuible del Grupo al cierre del ejercicio 2019 se situó en 8.854 millones de euros, un 10,8 % más, y los activos totales crecieron un 7,8 %, hasta alcanzar los 72.510 millones de euros.

Las inversiones del Grupo se han incrementado en el último año un 8,6 %, hasta alcanzar los 53.523 millones de euros

El 56,2 % de estas inversiones corresponden a deuda soberana y el 17,5 % a renta fija corporativa.

El 5,2 % son inversiones en renta variable y el 4,7% está en tesorería.

El ratio de Solvencia II a cierre de septiembre de 2019 se situó en el 195 %, frente al 198% de junio, con un 87% de capital de máxima calidad.

Las primas de la Unidad de Seguros en 2019 ascendieron a 19.292 millones de euros, lo que supone un incremento del 3 % respecto al año anterior, y el beneficio atribuible creció un 17,7 %, hasta los 806 millones de euros.