La Comisión Europea (CE) impuso este viernes una multa de 6.678.000 euros al grupo hotelero español Meliá por operar con cláusulas que discriminaban entre sus clientes dependiendo del lugar de residencia, lo que infringe la normativa europea de competencia.

"La investigación de la Comisión mostró que Meliá había suscrito contratos con operadores turísticos que limitaban las ventas activas y pasivas de alojamientos hoteleros", informó el Ejecutivo comunitario en un comunicado.

La infracción por la que se impone esta sanción se prolongó durante los años 2014 y 2015 y comenzó a investigarse en 2017, a raíz de denuncias de consumidores, junto a actuaciones similares de los cuatro mayores operadores turísticos europeos (Kuoni, REWE, Thomas Cook y TUI).

Las denuncias procedían de consumidores de "toda Europa" y se refieren, fundamentalmente, a reservas en países del Mediterráneo

La investigación de la Comisión determinó que Meliá cerró acuerdos con operadores turísticos con cláusulas por las cuales "los contratos eran válidos únicamente para reservas de clientes residentes en ciertos países concretos".

De forma efectiva, esto impedía a consumidores de ciertos países reservar hoteles a precios más favorables que sí se ofrecían en otros Estados miembros, ya que no podían ver todos los alojamientos disponibles.

"Esos acuerdos podrían haber segmentado el mercado único europeo al restringir la libertad de los operadores turísticos de comercializar alojamientos hoteleros en todos los países, y de responder a solicitudes directas de clientes que no residían en los países especificados", explicó la Comisión Europea.

Para Bruselas, las prácticas de Meliá impidieron que los consumidores pudieran acceder "a una gama más amplia de elección y a unas mejores condiciones en sus compras".

El grupo hotelero logró una reducción del 30 % del monto de la sanción por cooperar con la Comisión "en términos que exceden de su obligación legal de hacerlo", ya que reconoció expresamente los hechos e infracciones que había cometido y facilitó pruebas a la Comisión.

La vicepresidenta ejecutiva de la CE Margrethe Vestager, que ostenta también la cartera de Competencia, señaló que Meliá "impidió a los operadores turísticos ofrecer libremente alojamientos hoteleros en todos los lugares de Europa".

"Los consumidores accedieron a ofertas distintas y precios distintos en función de su nacionalidad. Esta práctica es ilegal con arreglo a las normas de defensa de la competencia. Los consumidores deben tener la posibilidad de hacer un uso pleno del mercado único y de acceder a las mejores ofertas", añadió.

Meliá conforme con decisión de UE de multarla por discriminar entre clientes

Meliá Hotels International ha anunciado este viernes que "asume de conformidad la resolución de la investigación en materia de competencia de la Comisión Europea.

"Como compañía responsable y comprometida con la transparencia, el cumplimiento y el buen gobierno, estamos seguros de que esta sanción incentiva nuestro compromiso y el de todo el sector, con el cumplimiento normativo dentro del entorno europeo", ha señalado Meliá Hotels International mediante un comunicado después de que el Ejecutivo comunitario anunciara la sanción.

Meliá Hotels International ha añadido que "está plenamente comprometida con las normas de la competencia y con el mercado único europeo, y a raíz de esta investigación se pusieron en marcha los procedimientos internos de cumplimiento necesarios para asegurarse de que todos sus contratos son plenamente compatibles con las mismas".