Neinor Homes, una de las grandes promotoras residenciales de España, entrará en el segmento de la vivienda asequible con la compra de Quabit, una operación valorada en 370 millones de euros que ya han aprobado ambos consejos de administración y que inaugura el anunciado proceso de concentración en el sector.

Quabit Inmobiliaria dispone de uno de los mayores bancos de suelo del país, listo para el desarrollo de 7.000 viviendas, más de la mitad en la zona de crecimiento económico del Corredor del Henares, que empadrona anualmente a 50.000 habitantes y que podría atraer a unos 200.000 trabajadores del sector logístico en los próximos años.

La fusión por absorción, que la junta de accionistas deberá ratificar a finales de marzo o principios de abril, va ligada a la reestructuración de la deuda de Quabit, lo que supone que Neinor integrará en su balance 240 millones de euros de déficit y situará en 400 millones la deuda de la sociedad resultante, el 25 % del valor de sus activos.

El consejero delegado y presidente de Quabit, Félix Abénades, ha apuntado este martes que Neinor tiene financiación para cancelar la deuda pendiente con Avenue Capital y que espera cerrar en los próximos días el acuerdo de cancelación con Sareb (sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria).

Abénades, que se incorporará a Neinor Homes como asesor senior, se ha mostrado confiado en que el magnate mexicano Carlos Slim, que posee un 3 % de Quabit, va a apoyar la operación, tras hablar el lunes con su representante en España: "es un accionista financiero y hasta ahora ha estado apoyando la compañía y creo que así continuará".

Con un capital social de 790 millones de euros y una facturación de casi 489 millones en 2019, Neinor Homes tiene en el fondo francés Orion su mayor accionista, con cerca del 28 % del capital, seguido del israelí Adar, con más del 17 %, mientras que el Banco de Montreal tiene en torno al 5 %, según el registro de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El consejero delegado adjunto de Neinor, Jordi Argemí, ha confirmado que la operación no alterará el peso de ninguno de los tres en la empresa resultante.

Por su parte, Quabit, con un capital social de casi 100 millones de euros y una facturación de 45 millones en 2019, está controlada en un 20 % por Félix Abánades, su fundador y presidente, aunque en su accionariado también figura Carlos Slim, que hace ahora un año entró en el capital.

A través de Inversora de Carso, Slim controla el 3 %, por detrás de la sicav Kairos International y el grupo suizo de banca privada Julius Baer, cada uno de ellos con casi el 5 % del capital de la promotora absorbida.

Neinor promovía vivienda destinada a clase media y media alta, mientras que Quabit está especializada en tipología para clase media baja

El hecho de que ésta posea constructora propia (con 18 promociones activas) abre posibilidades de sinergia para proyectos de vivienda protegida de Neinor, que ha confirmado que se presentará al plan VIVE de la Comunidad de Madrid, por el que se construirán 25.000 viviendas públicas en ocho años.

De las 7.000 viviendas que prevé construir en el banco de suelo de Quabit, el consejero delegado de Neinor, Borja García-Egotxeaga, estima que unas 1.500 "encajarían bien en el mercado de alquiler", en el que aspira a colocar 5.000 viviendas el próximo lustro.