OHL perdió 15,3 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone reducir en más de un 98 % los números rojos de 843,6 millones de euros registrados un año antes, cuando el grupo se vio afectado, fundamentalmente, por el impacto de la venta del negocio de Concesiones.

Entre enero y junio de este año, el resultado bruto de explotación (ebitda) fue positivo en 22,7 millones, frente a la pérdida de 104,4 millones de un año antes, y todas las líneas de actividad (Construcción, Industrial y Servicios) presentaron un ebitda positivo, según las cuentas remitidas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Las ventas de OHL alcanzaron en el semestre los 1.361,3 millones, el 5,5 % menos que el año anterior, afectadas por la rescisión de varios contratos por parte de Aleatica -antigua filial de Concesiones de OHL vendida al fondo australiano IFM- como son la autopista Atizapán-Atlacomulco (México) y la Autopista Río Magdalena (Colombia).

Los ingresos fueron de 1.361,3 millones de euros, el 5,5 % menos.

Por negocios, el constructor facturó 1.123,3 millones, el 8,2 % menos, por la menor actividad de México y Turquía y supuso el 82,5 % del total de las ventas del grupo. Por su parte, el ebitda fue positivo en 32,3 millones, frente a la pérdida de 0,3 millones.

La cartera alcanzó los 4.951 millones, lo que representa 25,3 meses de las ventas.

Las nuevas adjudicaciones de proyectos de construcción de OHL supusieron 1.332,2 millones, destacando las contrataciones en Europa y Estados Unidos.

La división de Industrial elevó sus ventas un 5 % hasta 95,8 millones y el ebitda fue positivo -por tercer trimestre consecutivo- con 3,7 millones. La cartera de pedidos se situó en 197,3 millones.

Servicios facturó 135,6 millones, el 6,2 % más, gracias a la actividad de servicios urbanos, mantenimientos y eficiencia energética y limpieza, el ebitda fue de 3,7 millones y la cartera alcanzó 388,4 millones.

En cuanto al negocio Corporativo y otros, el ebitda fue negativo en 17 millones.