OHL, a través de su filial Judlau Contracting, se ha adjudicado un contrato para modernizar y mejorar la accesibilidad del metro de la ciudad de Nueva York, en Estados Unidos, por un importe de 121,7 millones de euros (149,3 millones de dólares).

Además, si se incluye la opción de mantenimiento en buen estado fijada por la Autoridad de Transporte Metropolitano (MTA) que asciende a 3,21 millones de euros (3,9 millones de dólares), el valor del contrato se eleva a 125 millones de euros (153,2 millones de dólares), ha explicado el grupo español.

OHL se encargará de instalar 17 nuevos ascensores en ocho estaciones de cinco distritos de la ciudad

Se trata de las estaciones 7th Avenue, Grand Street, Metropolitan Avenue-Lorimer Street, en Brooklyn; Beach 67th Street, en Queens; Dyckman Street, en Manhattan; East 149th, en el Bronx; y New Dorp, en Staten Island.

El contrato contempla, además, trabajos estructurales y de excavación para acomodar las nuevas instalaciones de los ascensores, la mejora y actualización de los sistemas de comunicaciones y de energía eléctrica, la reubicación de servicios públicos y de tránsito ya existentes, y la reconstrucción de bordes de plataformas, entre otras tareas.

Asimismo, la MTA otorgará un contrato de mantenimiento de ascensores a largo plazo a un proveedor del equipo de Judlau.

Con este nuevo contrato, OHL refuerza su presencia en Nueva York, donde se ha adjudicado, entre otros proyectos, el diseño y construcción de la estación de ferrocarril de Elmont, en Long Island por 60 millones de euros, siendo la primera estación ferroviaria que se ejecuta en la ciudad en casi 50 años.