El Grupo PharmaMar ha obtenido un beneficio neto de 113,8 millones de euros en el primer semestre del año a 30 de junio de 2020 frente a los 21,3 millones que perdió en el mismo periodo del año anterior, impulsado principalmente por las ventas de oncología que han sido de 47 millones, un 29 % más.

PharmaMar contabilizó unos ingresos totales de 169,1 millones de euros, lo que multiplica por 4 los 41,4 millones que obtuvo en la mismo periodo del año pasado, según ha informado la compañía en sus resultados del primer semestre del año remitidos a través de un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Los ingresos derivados de acuerdos de licencia alcanzaron los 115 millones de euros en el primer semestre y derivan principalmente del acuerdo de licencia suscrito con Jazz Pharmaceuticals, por el que cobró 200 millones de dólares (181 millones de euros).

A ello hay que añadir otros 100 millones de dólares (88,5 millones de euros) ingresados por la aprobación en el mes de junio para la comercialización en EE.UU. de Zepzelcat (lurbinectedina) por parte de la FDA bajo procedimiento acelerado.

Del total de este importe recibido, en aplicación de la normativa -NIIF 15- sobre reconocimiento de ingresos, se contabilizaron 112,4 millones de euros hasta 30 de junio de 2020.

Las ventas netas del grupo alcanzaron los 52,6 millones de euros un 35 % superiores al mismo periodo del año pasado, en que fueron de 39 millones)

La cifra del negocio de oncología incluye unas ventas de Yondelis de 37 millones de euros, con un crecimiento del 3,7 % con respecto al primer semestre del 2019.

También incluye ventas de Zepzelcat (lurbinectedina) en uso compasivo en algunos países de Europa por un importe de 5,9 millones de euros.

El segmento de diagnóstico ha registrado unas ventas de 5,6 millones de euros hasta el 30 de junio de 2020, cifra que supone un incremento del 110 % con respecto al mismo periodo del año anterior.

Según la compañía, este incremento refleja principalmente la comercialización del test de diagnóstico de COVID-19 a partir de la segunda mitad del mes de marzo.

Por tanto, el Grupo PharmaMar cierra el primer semestre de 2020 con una posición de caja de 249,1 millones de euros y una deuda de 60,7 millones de euros frente a los 82,7 millones con los que cerró el 2019.

Asimismo, en sus resultados ha recordado que la junta general aprobó un contrasplit y cancelación de las acciones de la sociedad para su canje por acciones de nueva emisión en la proporción de una acción nueva por cada 12 acciones preexistentes, lo que se materializó el pasado 22 de julio.

Además, el pasado 30 de junio el grupo distribuyó un dividendo ordinario por importe de 4 céntimos por acción.