Prosegur logró un beneficio neto consolidado de 11 millones de euros en el primer trimestre de este año, el 47,8 % menos que un año antes, afectada por el impacto de la crisis del coronavirus y la tasa de cambio de las divisas iberoamericanas.

Según ha informado la compañía a través de un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), las ventas sumaron 994 millones de euros, un 0,1 % menos.

Tras destacar que sus ganancias han sido un 47,8 % menores que en el mismo periodo del año anterior, la compañía ha señalado a través de un comunicado que "de acuerdo con las normas de contabilidad debe registrar el impacto, no recurrente y extraordinario, de la venta del 50 % de su negocio de Alarmas en España a Telefónica el pasado mes de febrero".

Así, y debido principalmente a esta operación, Prosegur ha asegurado que debe reflejar "contablemente un resultado neto consolidado en el periodo de 309,3 millones de euros".

Sin embargo, la compañía ha destacado que esta operación con la compañía de telecomunicaciones "no ha tenido ningún efecto en la caja de Prosegur ya que el pago se realizó en su totalidad en acciones de la compradora".

En cuanto al resultado bruto de explotación (ebitda) se redujo el 15,0 %, hasta los 98 millones de euros.

En cuanto a la evolución de la actividad por líneas de negocio, Prosegur Seguridad, la unidad de negocio de vigilancia y tecnología, ha registrado unas ventas de 513 millones de euros, un 4,6 % más.

En cuanto a las ventas de soluciones integrales de seguridad, estas ya alcanzan al 29% de la cartera de clientes, con incrementos en los mercados de España, Brasil y Colombia.

Posegur Alarmas, unidad de alarmas residenciales y para negocios, registró unas ventas de 62 millones en el primer trimestre de 2020.

Esta cifra supone un 9,1% menos que el mismo periodo del año anterior ya que, a partir del mes de marzo, las ventas del negocio de Alarmas en España han pasado a registrarse en la línea de resultados vinculados a inversiones en asociadas, según la compañía.

Prosegur Cash, la filial de logística de valores y gestión de efectivo, ha alcanzado los 415 millones de euros de facturación en los tres primeros meses, un 3,9% menos con respecto al primer trimestre de 2019.

La compañía, sin embargo, ha registrado un crecimiento en moneda local del 9 % en el conjunto de sus operaciones, que también se han visto afectadas por la fuerte devaluación de las divisas.

Las ventas de nuevos servicios han mantenido su ritmo de crecimiento y ya representan el 18,2 % de la facturación total.

Además, Prosegur Cash ha iniciado operaciones en Ecuador y ha completado la desinversión en la actividad de transporte de fondos en México, según la compañía.