Prosegur obtuvo un beneficio neto e 23 millones de euros entre enero y junio de este año, el 53,2 % menos que en el mismo periodo del año anterior, afectada principalmente por el parón comercial temporal por causa de los confinamientos por el COVID-19 y el descenso de rentabilidad en Iberoamérica.

Prosegur que ha presentado sus cuentas a través de un hecho relevante enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) facturó 1.775 millones de euros, un 13,6 % menos.

 Esta cifra, según ha informado la compañía ya refleja la desconsolidación de las ventas del negocio de seguridad en Francia, clasificado como disponible para la venta, y del negocio de Alarmas en España.

Prosegur ha subrayado al igual que en trimestres precedentes, que las operaciones siguen reportando un crecimiento orgánico positivo, mostrando la resiliencia del negocio frente al coronavirus COVID-19 pero afectado por la tasa de cambio desfavorable de las divisas.

Como ya se indicó en el primer trimestre, de acuerdo con las normas de contabilidad (IFRS10.25), Prosegur debe registrar el impacto, no recurrente y extraordinario, de la venta del 50 % de su negocio de Alarmas en España a Telefónica el pasado mes de febrero.

Así, y debido principalmente a esta operación, Prosegur, según ha señalado la propia compañía, debe reflejar contablemente un resultado neto consolidado en el período de 321,2 millones de euros.

Esta operación, según han señalado, no ha tenido ningún efecto en la caja de Prosegur ya que el pago se realizó en su totalidad en acciones de la compradora.

Desglosado por áreas de actividad, en el caso de Seguridad (vigilancia y tecnología) facturó 89,2 millones, un 13,1 % menos

Esta cifra excluye las ventas del negocio de ciberseguridad y la actividad en Francia, sin embargo, la unidad ha reportado un crecimiento orgánico positivo destacando: la mejora de volúmenes en la actividad de vigilancia tradicional en España y Brasil, el incremento de las soluciones integrales de seguridad en Brasil, Colombia y Singapur, y una fuerte demanda de soluciones CovidFree.

En el caso de Cash (transporte y gestión de efectivo), la compañía facturó 772 millones (13,1,6 % menos), y en Alarmas, 103 millones (26,2 % menos).

Prosegur recuerda que desde el mes de marzo, las ventas del negocio de Alarmas en España han pasado a registrarse en la línea de resultados vinculados a inversiones en asociadas y las medidas de confinamiento han supuesto una reducción del volumen como consecuencia del parón comercial.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 184 millones de euros, un 25,3 % menos que en el mismo periodo de hace un año.

En este caso, la compañía destaca que esta cifra incluye los programas de eficiencia de Cash de 25 millones de euros y las subvenciones recibidas por COVID-19 de 9 millones de euros.