Renault y Nissan han reafirmado la vigencia de la alianza que crearon hace veinte años, pero mantienen sus diferencias sobre la conveniencia de llevarla a un nuevo nivel que derive en la fusión de las dos compañías.

Después de que ambas compañías mantuvieran hace días posiciones antagonistas

Renault anunció que se abstendría en la votación para formar tres nuevos comités de gobierno corporativo, lo que bloquearía su aprobación porque tiene el 43,4 % del capital de Nissan y se necesitaban los dos tercios de las acciones.

Finalmente, después de que Nissan aceptara sumar a un representante más de Renault en estos comités, la firma francesa se mostró a favor de apoyar la propuesta, que fue aprobada con los votos suficientes de los accionistas.

La posibilidad de que la alianza se convierta en fusión

Pero en las posiciones que defendieron ante los accionistas el presidente de Renault, Jean-Dominique Senard, y el de Nissan, Hiroto Saikawa, surgió de nuevo la posibilidad de que esa alianza se convierta en una fusión.

Esa opción fue defendida por el anterior presidente de Nissan Motor y de Renault, Carlos Ghosn, pero tras su salida de ambas firmas, a raíz de su detención en Tokio por supuestas irregularidades financieras, Senard no la considera una prioridad.

"La dirección de Nissan mantiene sus reticencias sobre esa posible fusión, y Saikawa ha insistido en que, en el esquema actual, la alianza "respeta la independencia de cada uno. Esa es la actitud con la que vamos a continuar con esta alianza". EFE