Renfe ha suprimido la circulación de 155 trenes -28 de AVE y Larga Distancia y 127 de Media Distancia-, de un total de 557 previstos, para el próximo día 5 de diciembre, víspera del puente de la Constitución, con motivo de los paros parciales convocados por el sindicato CGT.

El Ministerio de Fomento ha determinado los servicios mínimos de carácter obligatorio para asegurar la prestación de los servicios esenciales de transporte ferroviario de viajeros y mercancías por la jornada de huelga, según ha informado a través de un comunicado.

 La huelga está prevista para el 5 de diciembre, con paros parciales de cuatro horas en los tres turnos de trabajo, entre la medianoche y las 4:00, entre las 11:00 y las 15:00 y entre las 20:00 y la medianoche.

Según Fomento, los servicios mínimos esenciales se establecen en trenes de Cercanías en función de los diferentes núcleos, líneas y franjas horarias, variando el porcentaje entre unos máximos del 75 % en horario punta y del 50 % del servicio habitual en el resto del día en Cercanías Madrid, con un 66 % y un 48 % respectivamente.

Respecto a los trenes de media distancia, se establece una media del 63 % de los servicios habituales, un 90 % para los de alta velocidad y larga distancia y un 20 % para los de mercancías.

Medidas para los viajeros afectados

Para los viajeros de ave, larga distancia y media distancia afectados por la huelga, Renfe ha establecido medidas de postventa que incluyen la posibilidad de viajar en otro tren con un horario similar o la anulación o cambio de fecha de su billete sin coste alguno.

Tanto las operaciones para el cambio como para la anulación podrán realizarse en todos los canales de venta de Renfe.