La aerolínea irlandesa de vuelos económicos Ryanair obtuvo un beneficio neto de 1.020 millones de euros en su último ejercicio fiscal (hasta el 31 de marzo), el 29 % menos que en el año anterior.

Los resultados están "en línea" con la previsiones de la aerolínea, explicó este lunes en un comunicado su consejero delegado, Michael O'Leary, quien destacó que los ingresos auxiliares, que incluyen las ventas a bordo, recargos por equipaje o tarifas de embarque con prioridad, crecieron un 19 %, hasta 2.400 millones de euros.

El directivo indicó que esa subida contribuyó al aumento del 6 % en la facturación total, hasta 7.560 millones de euros, mientras que la tarifa aérea media se situó en 37 euros, el 6 % menos que en el ejercicio precedente.

Aumento de venta de billetes y de tráfico de pasajeros

Estos factores, agregó O'Leary, favorecieron las ventas de billetes y elevó el tráfico anual de pasajeros hasta 139,1 millones, el 7 % más.

La aerolínea precisó que los resultados no tienen en cuentan las pérdidas de 139,5 millones de euros sufridas por LaudaMotion, línea fundada por el expiloto austríaco de Fórmula Uno Niki Lauda y adquirida el pasado julio por Ryanair.

Noticias Relacionadas:

Ryanair ganó un 7% menos hasta septiembre afectado por las huelgas

Ryanair baja un 15% su previsión de beneficio para el año fiscal 2019

Ryanair crece un 12% en tráfico en junio respecto al año anterior