Sacyr ha recibido 13,18 millones de euros de indemnización por la rescisión del contrato de la construcción de la losa de cimentación del Centro Intermodal de Transporte Terrestre (CITT) que iba a ser el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) pero que finalmente fue cancelado por el Gobierno, ha informado la compañía en una nota de prensa.

El monto original del contrato ascendía a 118,83 millones de euros pero se acordó con Sacyr un finiquito de 13,18 millones, que se negoció bajo la rectoría de los valores del Gobierno de México.

Con estos acuerdos, el grupo aeroportuario supera el 90 % de los compromisos cerrados y continúa con los trabajos para el cierre de los últimos contratos, detalla la nota.

El proyecto inicial había requerido una inversión superior a 8.000 millones de euros

El proyecto NAICM iba a contar con 6 pistas y permitir el tránsito de 120 millones de pasajeros anuales, cuatro veces más que la capacidad del aeropuerto de la Ciudad de México, para lo que se había requerido de una inversión pública superior a 9.000 millones de dólares (más de 8.000 millones de euros al cambio actual).

El Gobierno de López Obrador puso en marcha tras su cancelación un nuevo proyecto que consiste en la construcción de una nueva terminal aérea en la actual base militar de Santa Lucía, estado de México, y la rehabilitación de los aeropuertos de México y de Toluca.