El Banco Santander se ha situado como líder en financiación ICO dentro del sistema financiero español, lo que supone una cuota del 36 % y que el banco haya canalizado el 40 % de las operaciones que se han llevado a cabo.

El Banco Santander ha realizado 25.450 operaciones con un importe medio de 60.000 euros y un plazo superior a tres años, de las que el 70 % se han realizado con autónomos y microempresas y el 30 % con empresas y pymes.

Desde 2015, los clientes pymes y empresas vinculados han aumentado un 66 %, hasta alcanzar los 1,7 millones a cierre del tercer trimestre de 2019, gracias a la transformación digital y comercial del banco.

Apoyo a empresarios y autónomos

El apoyo de Banco Santander a empresarios y autónomos refleja su misión de contribuir al progreso de las personas y las empresas, un segmento que representa una cuota de mercado del 25 % en pymes.

En España, este segmento de clientes cuentan con un servicio pionero que permite a las empresas darse de alta como clientes en cinco pasos, en un proceso íntegramente digital, así como con la Cuenta 123 Profesional, con préstamos específicos en condiciones preferentes y un nuevo modelo de relación, con 800 gestores especializados.

En este sentido, el banco puso en el mercado el Fondo Smart para empresas dotado con 620 millones en enero del año pasado para impulsar el crecimiento, sostenibilidad, innovación, digitalización y creación de empleo.