Seat ha creado una división que se encargará de desarrollar los productos y servicios pensados para la movilidad urbana y que trabajará para todo el grupo Volkswagen, asumiendo el papel que le ha dado el consorcio alemán de liderar esta nueva línea de negocio.

El presidente de Seat, Luca de Meo, ha anunciado este martes la iniciativa durante la presentación a los medios de comunicación en el Smart City Expo World Congress del prototipo de motocicleta cien por cien eléctrica que la compañía lanzará en 2020 y que se convertirá en el primer vehículo de dos ruedas de la marca.

De Meo ha asegurado que esta división, Seat Urban Mobility, está pensada para dar respuesta a la nueva demanda de vehículos que facilitarán los movimientos de las personas en las ciudades, en especial de los más jóvenes, que buscan fórmulas "más asequibles, fáciles de usar, divertidas y pensadas para compartir".

"Por primera vez tenemos un equipo cien por cien pensado para estos productos y servicios", ha dicho el presidente de Seat.

La nueva división englobará Xmoba, el cnetro de desrrollo de software Seat Code y la empresa Respiro

Liderada por Lucas Casasnovas, la nueva división desarrollará nuevos productos y servicios alrededor de la nueva movilidad y englobará Xmoba, el centro de desarrollo de software Seat Code y la empresa Respiro, que gestiona servicios de coche compartido, que actualmente presta sus servicios en Madrid y en L'Hospitalet.

La movilidad urbana plantea oportunidades de negocio con un valor que algunos analistas calculan en unos 140.000 millones de euros anuales en Europa.

En un contacto posterior con la prensa, De Meo ha señalado que la nueva división "tendrá libertad" para actuar y despega con poco más de 25 o 30 empleados.

A medio o largo plazo, el directivo se plantea retos como incorporar a los concesionarios de Seat en este negocio, en el que podrían tener un papel importante en las ciudades de provincia, lo que contribuiría a llevar los nuevos servicios de movilidad fuera de las grandes urbes.

En el marco del Smart City Expo World Congress, Seat ha mostrado por primera vez su futura motocicleta eléctrica, que estará disponible tanto para particulares como para servicios compartidos.

La scooter eléctrica podrá correr a una velocidad máxima de 100 kilómetros por hora y contará con una autonomía de 115 kilómetros con una sola carga. Su batería será extraíble y podrá enchufarse para realizar la recarga en cualquier instalación doméstica, así como en los puntos de carga habituales.

La motocicleta, equivalente a una 125cc, se desarrollará en colaboración con el fabricante barcelonés de cilomotores eléctricos Silence.

La moto eléctrica se suma a la oferta con la que ya cuenta Seat en movilidad urbana: el patinete eléctrico eXS Kick Scooter, que se presentó en 2018, y el prototipo Seat Minimó, un cuatriciclo completamente eléctrico que está diseñado para ser utilizado por las plataformas de movilidad en las ciudades.

Además de estos productos, De Meo ha anunciado que Seat lanzará un segundo patinete eléctrico, también fruto de su alianza con Segway, que tendrá una autonomía de hasta 65 kilómetros y está pensado para clientes individuales y plataformas de 'sharing' (vehículos compartidos).0

A la presentación de Seat han asistido, entre otros, la alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín; la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, y la concejala de Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, Rosa Alarcón.