La compañía automovilística Seat ha pasado de fabricar coches a hacer respiradores con el fin de aportar material sanitario a los hospitales frente al coronavirus.

La iniciativa de Seat consiste en la fabricación de respiradores asistidos con el motor adaptado de los limpiaparabrisas en la factoría de Martorell (Barcelona) después de que se haya parado la producción de coches.

En el proyecto, trabajan 150 empleados, que después de elaborar 13 prototipos, han conseguido un modelo final que está en la última fase de prueba y en vías de homologación.

Una iniciativa de apoyo al sistema sanitario

La dirección de Seat ha subrayado que esta iniciativa de apoyo al sistema sanitario se está haciendo en colaboración con la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios y con otras empresas y entidades públicas y privadas.

A la iniciativa de Seat se suman otras de la industria automovilística, que está produciendo distintos equipamientos para hospitales con el fin de frenar la propagación del virus.