Seat y Mapfre han firmado un acuerdo de colaboración en España para el desarrollo de la nueva movilidad bajo parámetros de seguridad y prevención de accidentes.

Con esta alianza, y dentro de su compromiso con el objetivo cero víctimas de tráfico, ambas compañías pondrán en marcha iniciativas para minimizar la accidentabilidad. Además, impulsarán vías de colaboración en materia de seguridad en el momento de la conducción, así como en el uso de nuevas formas de movilidad y la creación de nuevas soluciones vinculadas con el “coche conectado”.

Según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), en 2019 se registraron 1.098 víctimas mortales en las carreteras españolas, una cifra que sigue estando lejos del objetivo de reducir a cero la cifra de víctimas en accidentes de tráfico.

Este hecho, junto a la consolidación de las nuevas soluciones de micromovilidad urbana, han motivado el acuerdo de colaboración entre Seat y Mapfre con el fin de contribuir a una movilidad más segura, eficiente y sostenible.

El director general de Comunicación y Relaciones Institucionales de Seat y el Grupo Volkswagen en España, Christian Stein, ha destacado que “el 80% de los desplazamientos urbanos son menores a 5 kilómetros" y es de ellos la responsabilidad de "contribuir a que esta nueva movilidad urbana sea sostenible y segura".

Por su parte, el director general de Negocios y Clientes de Mapfre, José Manuel Corral, ha apuntado que trabajan "intensamente con la idea de estar preparados para gestionar los diferentes modelos de negocio de la nueva Movilidad".

Ha destacado que "Mapfre aspira a ser un actor global relevante muy cercano a los fabricantes, como socio confiable y de referencia, y aportando al desarrollo de esa nueva propuesta de valor soluciones aseguradoras innovadoras".

Cristóbal, el coche más seguro de SEAT

El acuerdo entre ambas compañías también incluye el estudio y validación por parte de MAPFRE de las funcionalidades del coche más seguro de Seat. el concepto Cristóbal.

Este prototipo incluye 16 funcionalidades del Sistema Avanzado de Asistencia en la Conducción (ADAS), que permiten mejorar la seguridad en el momento de la conducción y minimizar así el riesgo de sufrir un accidente. En este sentido, la colaboración se centra en la validación por parte de Mapfre del funcionamiento de los ADAS y su impacto en la reducción de accidentes y precio del seguro.

Compromiso en el desarrollo del ‘coche conectado’

En el marco de este acuerdo, ambas compañías también se comprometen a analizar, en el contexto del marco europeo de regulación de datos personales (GDPR), la posibilidad de llevar a cabo proyectos relacionados con el ‘coche conectado’, compartiendo conocimiento y experiencia, con el objetivo de analizar el potencial que ofrecen los datos proporcionados por este tipo de vehículos para la creación de productos adaptados a usuarios finales, tanto en base a patrones de conducción y su impacto en la siniestralidad, como en productos de pago por uso.