Siemens Energy, accionista mayoritario de Siemens Gamesa Renewable Energy, ha anunciado unos ingresos de 2.300 millones de euros en su primer trimestre fiscal de 2021 (octubre/diciembre), un 15 % respecto al mismo periodo del año anterior, lo que ha atribuido al crecimiento del negocio eólico "offshore".

La compañía, que ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) un avance sobre sus resultados de su primer trimestre fiscal del ejercicio 2021, ha señalado que los ingresos se vieron impactados negativamente por la devaluación de las divisas.

Asimismo, la cartera de pedidos también fue de 2.300 millones, la mitad de los 4.600 alcanzados un año antes, produciéndose una gran contribución en pedidos de aerogeneradores.

En su avance de resultados, la compañía ha indicado además que el ebit -antes de costes de integración y reestructuración- ascendió a 121 millones de euros, frente a las pérdidas de 136 millones que contabilizó un año antes.

Ello equivale a un margen del 5,3 % sobre las ventas, beneficiándose de impactos positivos puntuales en dicho trimestre.

La compañía mantiene sus previsiones para el ejercicio 2021

Siemens Energy ha confirmado y mantenido sus previsiones para el ejercicio 2021 que anunció el pasado 5 de noviembre, cuando señaló que espera facturar entre 10.200 y 11.200 millones de euros y crecer más rápido que el mercado para 2023.

En el hecho relevante remitido a la CNMV, Siemens Energy destaca que estas cifras son preliminares y no han sido auditadas y ha destacado que Siemens Gamesa Renewable Energy publicará el próximo día 29 sus resultados definitivos.