Siemens Gamesa ha firmado un acuerdo de 81 MW con Suomen Hyötytuuli Oy para suministrar su aerogenerador terrestre más potente, el modelo SG 5.8-155, lo que supone el primer pedido de esta nueva tecnología en Finlandia.

En concreto, la compañía suministrará 14 turbinas con un rotor de 155 metros en el parque eólico de Alajoki-Peuralinna, situado en el centro de Finlandia.

La turbina será optimizada para cumplir con los requisitos del emplazamiento, incluyendo torres altas para capturar mejores velocidades de viento y aumentar la producción de energía.

En total, medirán unos 240 metros de altura, una cifra similar a lo que miden cada una de las Cuatro Torres de Madrid.

Además, los aerogeneradores estarán especialmente acondicionados para soportar las bajas temperaturas y el hielo.

La puesta en marcha del parque eólico está prevista para 2022

Siemens Gamesa lleva años trabajando con Suomen Hyötytuuli Oy tanto en proyectos onshore como offshore, y espera poder prolongar esta lianza en el futuro.

"La acogida de la plataforma Siemens Gamesa 5.X ha sido excelente en todo el mundo, pero sobre todo en los países nórdicos, pioneros en materia de energía eólica".

. Por ello, nos complace reforzar nuestra colaboración con Suomen Hyötytuuli Oy con este nuevo acuerdo y traer a Finlandia la tecnología que puede liderar la transición energética", señala Lars Bondo Krogsgaard, CEO de la división Onshore de Siemens Gamesa.

Siemens Gamesa acumula ya contratos para suministrar más de 1,5 GW de esta nueva plataforma a clientes en Europa y en América Latina. "Suomen Hyötytuuli tiene una larga trayectoria de 21 años en la producción de energía eólica y, desde el principio, hemos colaborado con Siemens Gamesa. Elegir los aerogeneradores de Siemens Gamesa fue la mejor opción para Alajoki-Peuralinna y supone avanzar hacia una producción de energía eólica más rentable", afirma Toni Sulameri, Director General de Suomen Hyötytuuli Oy.

Según la Asociación Finlandesa de Energía Eólica, el país contaba con algo más de 2 GW instalados a finales de 2019, lo que supone el 7% de la producción energética del país. La industria se ha fijado el objetivo de producir 30 TWh para el año 2030, lo que cubriría el 30% de las necesidades de electricidad del país.