Sniace solicitará este viernes al juzgado su liquidación, así como la de sus filiales, por no poder hacer frente a los compromisos de pago con sus acreedores, ha informado la empresa cántabra a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Las filiales de la química con sede en Torrelavega (Cantabria) son Celltech y Viscocel, ha añadido este jueves la citada empresa.

Cuando se dicte el auto de liquidación, se suspenderá la administración y disposición de su patrimonio, se nombrarán administradores concursales, se producirá el vencimiento anticipado de los créditos concursales aplazados y empezarán las operaciones de liquidación, ha añadido la fuente.

En los últimos meses el Consejo de Administración buscó distintas soluciones para evitar la liquidación de Sniace

"El consejo de administración ha adoptado diversas decisiones durante los últimos meses, como el aumento de capital, la búsqueda de inversores, que se había concretado en las negociaciones con diversos inversores industriales, y la renegociación de la deuda concursal con diversos acreedores, que tenían por objeto el saneamiento patrimonial y financiero de Sniace así como la aplicación de los planes de inversión", añade Sniace.

Sin embargo, añade, se ha sumado a la "drástica caída de los precios de la celulosa, de la fibra viscosa y del precio de venta de la electricidad la notificación de resolución contractual por parte de Cogen Energía España", como se informó en un comunicado este miércoles.

"Dichas situaciones han desincentivado el interés por parte de cualquier inversor y han truncado la evolución de la actuaciones que se estaban llevando a cabo para el saneamiento financiero de Sniace", explica la empresa.

Esto ha hecho imposible mantener la viabilidad financiera de la compañía y atender sus obligaciones de pago, y ha abocado a Sniace a solicitar su liquidación, añade Gema Díaz Real, presidenta del consejo de administración.

El comité de empresa de Sniace se encerró este miércoles en la fábrica en Torrelavega para exigir a la dirección el pago de la última nómina, que supone entre 900 y 1.200 euros de media por trabajador.

La plantilla de Sniace se encuentra afectada por el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para la mitad de los trabajadores de un año de duración, con un máximo de 91 días laborales por cada empleado.