Las empresas españolas CAF y Talgo, la francesa Alstom y la suiza Stadler han presentado ofertas para optar al contrato licitado por Renfe para la compra de trenes de Cercanías y su mantenimiento, que supera los 2.700 millones de euros.

CAF, Alstom y Stadler han confirmado a EFE Dow Jones que ya han trasladado sus propuestas a Renfe, mientras que una fuente del sector ha indicado que Talgo también ha presentado su oferta, aunque ninguna de ellas ha desvelado detalles financieros.

La operadora española anunció en marzo el lanzamiento de esta licitación, consistente en la compra de 211 trenes de gran capacidad de Cercanías, por un importe de 2.270,5 millones, una cifra que se eleva a 2.726 millones si se incluye el mantenimiento de los trenes durante quince años.

El contrato se divide en dos lotes, uno de 176 trenes con una longitud de 100 metros y otro lote de 35 convoyes de 200 metros de largo

Renfe realiza esta licitación, que incluye la opción adquirir hasta 120 trenes adicionales, con el objetivo de renovar el parque de trenes y "maximizar la capacidad de transporte en los grandes núcleos de Cercanías altamente saturados en puntos críticos", según indicó cuando anunció la licitación.