Talgo registró una cifra de negocio de 275,5 millones de euros en los primeros nueves meses de 2019, frente a los 236,8 millones de euros en el mismo periodo del año anterior.

Este incremento del 16,3% de los ingresos se sustenta en la mayor actividad industrial registrada en el período, que aceleró el crecimiento de los ingresos, según ha informado la compañía.

Este aumento de la actividad industrial, que continuará previsiblemente en los próximos meses, refleja el inicio de un nuevo ciclo de crecimiento del negocio, gracias a las recientes adjudicaciones que refuerzan la cartera de pedidos con proyectos de alta calidad que superan los 3.100 millones de euros.

El beneficio de explotación antes de amortización ajustado alcanzó los 50,5 millones de euros en los tres primeros trimestres de 2019, un crecimiento del 5% respecto a los 48,1 millones en 2018.

Por su parte, el beneficio neto se situó en 24,9 millones de euros, lo que supone un aumento del 75% respecto a los 14,3 millones de euros en el mismo periodo del año anterior. Este incremento se debe principalmente a los menores costes de amortización y depreciación, así como a los menores costes financieros registrados en el periodo.

En lo referente al tercer trimestre de 2019, los ingresos netos de Talgo han alcanzado los 107,7 millones de euros, la cifra más alta desde el primer trimestre de 2017, lo que confirma las previsiones de crecimiento esperadas.

La sólida cartera de pedidos de Talgo, junto con el apoyo incondicional de los ingresos recurrentes por los servicios de mantenimiento, apuntalan el objetivo de la compañía de superar los niveles más altos de ingresos de su historia en los próximos trimestres.

Actividad comercial centrada en proyectos de alta calidad

En estos nueve meses de 2019, los nuevos pedidos ascendieron a 827 millones de euros, representados principalmente por el acuerdo con el operador europeo Deutsche Bahn para la fabricación de 23 trenes de larga distancia por 550 millones de euros, con la posibilidad de aumentar el pedido hasta los 100 trenes por un valor superior a los 2.000 millones de euros.

A este proyecto se suman la fabricación de seis trenes y su mantenimiento en Egipto por un periodo de ocho años, por un valor total de 157 millones de euros, así como la venta de dos unidades más del Talgo 250 a Uzbekistán por 52 millones de euros y la adjudicación de un contrato para la remodelación de hasta 121 vehículos ferroviarios por hasta 70 millones de euros para la Southern California Regional Rail Authority (SCRRA).

Actualmente, Talgo participa en más de 25 oportunidades comerciales que espera que sean adjudicadas en el corto y medio plazo, por un valor aproximado de 8.500 millones de euros.Previsiones 2019

De cara al final de año 2019, la compañía mantiene su previsión de un crecimiento significativo de dos dígitos en la cifra de negocio, como resultado del avance de la actividad industrial en los proyectos en los que se encuentra inmersos actualmente, principalmente liderado por el proyecto de Muy Alta Velocidad de Renfe (Avril).

En lo que va de año, Talgo ha presentado una serie de ofertas, manteniendo su disciplina característica, continuando así su estrategia de crecimiento sostenible a la vez que consolida el posicionamiento internacional de la compañía en los segmentos de muy alta velocidad y larga distancia, a la vez que se adentra en nuevos segmentos de mercado.

Asimismo, la compañía continúa con su programa de recompra de acciones, con una inversión 53 millones de euros (9,6 millones de acciones) hasta octubre de 2019.