Talgo ha acordado ejecutar la reducción de su capital social mediante la amortización de 9.559.382 de acciones propias, representativas del 7 % del capital.

El valor de esta operación asciende a 53 millones de euros, esto es más de un 130 % del beneficio neto alcanzado por Talgo en 2019.

Con esta reducción de capital, el número de títulos en circulación disminuirá y generará un incremento en la retribución para el accionista en el ratio de beneficio por acción.

Tras la operación, el capital social de Talgo quedará fijado en 38.227.968,02 euros, representado por 127.003.216 acciones de 0,301 euros de valor nominal cada una de ellas.

Talgo realizará esta amortización con cargo a reservas de libre disposición

El presidente de Talgo, Carlos de Palacio, ha señalado que esta reducción de capital “demuestra el compromiso de Talgo con sus accionistas” y ha recalcado que “la amortización de acciones propias es uno de los métodos más destacados y eficientes para retribuir a los accionistas de la compañía y ofrece una oportunidad para los accionistas de elevar su participación en la empresa”.

El Programa de Recompra de acciones propias fue anunciado por Talgo en noviembre de 2018 por un importe de 100 millones de euros, de los cuales a cierre de 2019 se había ejecutado en un 63 %.

Paralelamente a la reducción de capital en cuestión, la compañía continuará adquiriendo acciones propias hasta completar el programa.