Telefónica propondrá este viernes a sus accionistas el reparto de un dividendo de 0,40 euros por acción durante este año, lo que supondrá un desembolso de unos 2.000 millones de euros, de los que algo más de medio millón serán para su presidente, José María Álvarez-Pallete.

Durante la junta ordinaria de accionistas que se celebra este viernes se someterá a votación -y previsiblemente se aprobará- el abono de 0,20 euros por acción el próximo 20 de junio y otros 0,20 euros el 19 de diciembre, siempre con cargo a reservas de libre disposición, lo que supone uno de los mayores desembolsos de empresas cotizadas en España.

Álvarez-Pallete ya anunció un dividendo estable, sostenible y atractivo

Álvarez-Pallete anunció ya en febrero que durante este año la operadora repartiría un dividendo "estable, sostenible y atractivo", que será similar al de 2018, cuando Telefónica desembolsó en torno a 2.077 millones de euros para retribuir a sus accionistas.

En conjunto, el Consejo de Administración se embolsará este año en torno a 2,3 millones de euros en dividendos.

Durante la junta también se votarán sobre las cuentas de 2018 y el informe de gestión, el destino de los 3.014,11 millones de euros ganados el año pasado y la remuneración de los consejeros, al tiempo que su presidente hará un repaso de la evolución de la compañía, que en el último año ha visto caer su acción en torno a un 1,7 %. EFE