Telefónica ha presentado en el Mobile World Congress (MWC) el primer prototipo de una red de acceso abierta en un escenario de triple convergencia de fijo, móvil y edge computing (computación perimetral), para facilitar la incorporación de nuevos proveedores tecnológicos de red y la prestación de nuevos servicios. 

Telefónica ha avanzado en la desagregación y virtualización de los equipos de la red de acceso, tanto móvil (nodo de radio abierto) como fija (OLT abierta), y de los equipos en las instalaciones del cliente, que "están siendo concebidos como una caja de marca blanca con los servicios integrados en la nube", ha informado la compañía a través de un comunicado.

Así, el prototipo representa cómo Telefónica entiende el futuro ecosistema de telecomunicaciones para desplegar las futuras redes 5G, las de fibra con la tecnología XGS-PON, y los equipos en casa del cliente de manera sostenible.

Futuros despliegues de 5G más eficientes

El prototipo se basa en la desagregación del hardware y software de equipos de red, el uso de servidores de propósito general y la apertura de interfaces.

Todo ello ofrece "una total flexibilidad" a la hora de seleccionar los componentes de la red "facilitando las alternativas para el suministro y la innovación, lo que habilita a su vez futuros despliegues de 5G más eficientes", según Telefónica.

En cuanto a la red de acceso fija, esta apertura permite ofrecer nuevas funcionalidades al cliente.

A su vez, el proyecto, llamado "Open Access", alcanzará también al hogar del cliente con un nuevo router, el primero que integra wifi 6, que mejora la cobertura y alcanza velocidades de 10 Gbps.

El director de Tecnología y Arquitectura de Red de Telefónica, Juan Carlos García, ha señalado que el proyecto "representa un revolucionario paso adelante en el contexto de las soluciones abiertas basadas en software, que abrirá nuevas alternativas de despliegue de red y nuevas oportunidades de negocio".

"Estoy seguro de que nos ayudará a enfrentarnos al reto que supone implementar redes más densas y a soportar soluciones eficientes cada vez más específicas. Operadores y fabricantes colaboramos para hacerlo posible", ha añadido García.

Clave para el desarrollo del Internet de las Cosas

Esta nueva arquitectura permite mejorar el rendimiento de servicios actuales, así como introducir otros nuevos y aplicaciones que se beneficiarán del Edge Computing.

El Edge Computing "ofrece lo mejor de ambos mundos y permite realizar estas capacidades en el borde de la red", es decir, en los tramos de red más próximos a los dispositivos que generan los datos como puede ser una central telefónica.

El Edge Computing, clave para el desarrollo del Internet de las Cosas, brinda en tiempo real el ancho de banda y la baja latencia de entre 3-5 milisegundos que precisarán muchos servicios y aplicaciones como vídeo 8K, la realidad virtual y aumentada, los vídeojuegos, el internet táctil, la robótica o los vehículos autónomos.

El director de Innovación Core de Telefónica, David del Val, ha indicado que han desarrollado una infraestructura de red abierta "que permite experimentar con Edge Computing y validar la tecnología".

El despliegue de Edge Computing, junto al acceso abierto y la virtualización de sus redes, permitirá a Telefónica ofrecer nuevas experiencias a sus clientes y supondrá "importantes eficiencias" internas.

 

Noticias relacionadas

https://www.efeempresas.com/noticia/telefonica-6/