El representante de la firma Tous ha asegurado este miércoles en la Audiencia Nacional que sus joyas cumplen con las garantías, incluidas las de plata, en cuyo interior ha reconocido que puede haber materiales no metálicos por el uso de una técnica legal que dota a la pieza de mayor estabilidad.

La declaración en calidad de investigada de la empresa catalana se enmarca dentro de las pesquisas que instruye el juez Santiago Pedraz a raíz de la denuncia presentada por la Fiscalía, que sostiene que Tous ha vendido joyas rellenas de sustancias no metálicas pese a publicitarlas como si fueran íntegramente de oro o plata.

Durante el interrogatorio, la firma, que sólo ha respondido a preguntas del Ministerio Público, ha negado tales acusaciones y ha explicado que para sus piezas en platas emplea la técnica del electroformado, según la cual la joya podría incorporar núcleos no metálicos dependiendo del tamaño, forma y metal precioso en cuestión.

Tous defiende la técnica del electroformado para hacer sus piezas

La firma ha alegado que de no recurrir a esta fórmula sería imposible hacer piezas de determinados volúmenes ya que no tendrían estabilidad, y que, por tanto, no impide que el producto final sea siempre de primera ley.

Además, ha resaltado que el proceso de certificación cumple con los estándares de la Ley de metales preciosos, y ha aclarado que en ningún caso se sigue esta técnica con el oro, de 18 quilates, ha indicado a su salida la letrada de la Asociación de Consumidores y Usuarios de Joyería (Consujoya), Magdalena Entrenas.

Tous, que ya ha recurrido la imputación, ha optado por no responder a las preguntas de esta acusación popular, que a finales de 2018 presentó ante la Guardia Civil de Córdoba una denuncia asegurando que había detectado que varios modelos de joyas estaban rellenos de un material no metálico.

Ante los periodistas, Entrenas ha insistido en que la compañía ha incurrido no en "un fraude, sino en estafa", ya que su técnica "es absolutamente ilegal".

"Las marcas son una cosa, y el material y el mensaje que se trasmite al consumidor, otra", ha aseverado la letrada, que ha añadido que la clave de esta causa se encuentra en la normativa, la cual dispone que "cualquier objeto que se fabrique en metal precioso tiene que mantenerlo en todo su cuerpo".

En su denuncia, presentada el pasado diciembre y a la que ha tenido acceso Efe, la Fiscalía de la Audiencia Nacional aprecia la "afectación a un número muy importante de productos presuntamente puestos en el mercado con publicidad engañosa o fraudulenta", unos 4 millones de piezas, por una empresa "implantada en más de 45 países, con unos 400 establecimientos y un volumen de ventas en España de más de 350 millones de euros".

Fundada en 1920 y presidida actualmente por Alba Tous, la firma obtuvo un beneficio neto consolidado de 27,3 millones de euros en 2018, un 120 % más que en el ejercicio anterior, y la facturación del grupo alcanzó los 396,4 millones de euros, un 4,5 % más.