Unicredit ha anunciado este martes en Londres que eliminará unos 8.000 puestos de trabajo y cerrará unas 500 oficinas hasta 2023, con la intención de ahorrar 1.000 millones de euros en Europa occidental.

Esta reducción de plantilla se enmarca en el plan estratégico 2020-2023 del mayor banco italiano, que pretende alcanzar un beneficio neto subyacente de 5.000 millones de euros en 2023.

La entidad dijo que dedicaría 8.000 millones de euros a remuneración al accionista hasta 2023, lo que incluye una recompra de acciones de 2.000 millones de euros.

Además, se ha marcado como objetivo un retorno sobre el capital tangible, o RoTE, de al menos el 8 % durante el periodo que abarca el plan, con una distribución de capital que alcance el 50 % al final del mismo.

Un aumento del 12 % en beneficios por acción

La entidad prevé también que los beneficios por acción aumenten un 12 % al año y los ingresos se incrementen en torno a un 0,8 % anual hasta los 19.300 millones de euros en 2023,.

El banco estima que registrará costes de integración en Europa occidental por 1.400 millones de euros en 2019 y 2020, de los cuales, unos 300 millones de euros se dedicarán al mercado alemán y austriaco en el cuarto trimestre y 1.100 millones de euros al italiano el próximo año.

Unicredit ha vendido sus participaciones en la entidad digital FinecoBank SpA y en Mediobanca SpA, y ha alcanzado un acuerdo para rebajar su participación en el banco turco Yapi ve Kredi Bankasi AS por debajo del 32 % desde cerca del 41 %, un paso más para simplificar su estructura accionarial e impulsar su capital.