El fabricante automovilístico alemán Volkswagen y el estadounidense Ford informaron este viernes de su decisión de ampliar su cooperación, que desde enero ya existe en los vehículos comerciales ligeros, al área de eléctricos y conducción autónoma.

Volkswagen invertirá con Ford en la empresa Argo AI, especializada en plataformas de software para la conducción autónoma, con lo que ésta aumenta su valor hasta su valor hasta 7.000 millones de dólares (6.200 millones de euros), según han señalado ambas compañías a través de un comunicado.

VW y Ford quieren introducir la conducción autónoma en EEUU y Europa

"De este modo ambas compañías quieren aumentar su competitividad, adaptar sus productos mejor a los deseos de los clientes en todo el mundo y lograr sinergias de costes e inversiones".

Los dos fabricantes automovilísticos quieren utilizar de forma independiente el sistema de conducción autónoma de Argo en sus vehículos para ampliar sus servicios de movilidad.

Ford y Volkswagen tendrán participaciones iguales en Argo AI y juntos se hacen con la mayoría de la compañía de software.