La compañía aérea Vueling ha cancelado de manera preventiva 36 vuelos programados para este viernes por la huelga general convocada en Cataluña.

Fuentes de Vueling han explicado a Efe que la mitad de los 36 vuelos programados corresponden a vuelos que partían de Barcelona y otros tantos con destino a la capital catalana.

Estas fuentes han asegurado que, ante la imprevisibilidad de los efectos que puede tener la huelga de este viernes, se han anulado este número de vuelos.

Vueling se vio obligado a cancelar el pasado lunes cien vuelos previstos para ese día y otros 20 el martes debido a la protesta contra la sentencia del 'procés' convocada en el aeropuerto de El Prat, que bloqueó los accesos por carretera a esa infraestructura.

La huelga en Cataluña lleva a Seat a paralizar su producción desde el jueves por la tarde

La huelga general convocada para este viernes 18 de octubre en Cataluña ha llevado a la empresa automovilística Seat a paralizar la producción desde el jueves por la tarde.

La huelga, convocada por los sindicatos independentistas Intersindical-CSC y Intersindical Alternativa de Catalunya (IAC) y que no secundan los sindicatos mayoritarios -CCOO Y UGT- culminará una semana de movilizaciones en Cataluña en protesta por la condena de los líderes del proceso secesionista.

La dirección de Seat y los sindicatos han decidido realizar este paro técnico para evitar el riesgo de que los trabajadores no puedan acudir a su puesto de trabajo, y también por los problemas derivados a la hora de recibir componentes, según han informado a Efe fuentes de ambas partes.

Transportistas piden que los camiones puedan usar carreteras convencionales

La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) ha pedido a la Generalitat de Cataluña que "levante" temporalmente la prohibición que impide a los camiones circular por las carreteras nacionales a fin de evitar que queden bloqueados en las autopistas de peaje tras los cortes registrados.

Fenadismer entiende que es "imprescindible" que las diferentes administraciones adopten medidas excepcionales que alivien el colapso que soportan miles de transportistas al día, tanto catalanes como del resto de España, que desarrollan su actividad transitando por dicha comunidad.

Por ello, ha solicitado formalmente al Departamento de Interior de la Generalitat de Cataluña que "levante" con carácter temporal la actual prohibición de que los camiones circulen por las carreteras nacionales obligando a su desvío por las autopistas de peaje AP-7 y AP-2.

Dicha restricción, en vigor desde abril de 2013 en la provincia de Girona y desde septiembre de 2018 en las provincias de Tarragona, Barcelona y Lleida, obliga a que los camiones se queden bloqueados en las autopistas cuando éstas son cortadas por los manifestantes.

Comerciantes y sector turístico alertan de graves repercusiones en Cataluña

Comerciantes, sector turístico y patronales han advertido de las graves repercusiones que pueden tener los disturbios registrados en Cataluña, y especialmente en Barcelona, para la imagen de la ciudad, la llegada de turistas y para el conjunto de la actividad económica.

Además, desde el sector empresarial se ha reclamado a los políticos "responsabilidad" y que actúen y dialoguen para arreglar esta situación.

El Gremio de Hoteles de Barcelona ha advertido del peligro que suponen para la "reputación" de la ciudad los incidentes ocurridos desde que se dio a conocer la sentencia del proceso secesionista.

Los hoteleros han pedido a todas las administraciones que tomen las medidas oportunas para propiciar el diálogo y el entendimiento necesario para evitar que se produzcan nuevamente este tipo de incidentes.

La Asociación de Apartamentos Turísticos (Apartur) ha avisado que los enfrentamientos entre manifestantes violentos y policías que la ciudad ha vivido los últimos días tienen un impacto "muy negativo" en la imagen internacional de la ciudad y en su actividad económica.

La Asociación Corporativa de Agencias de Viajes Especializadas (ACAVE) ha lamentado que este tipo de protestas "mantenidas en el tiempo" supondrán graves" prejuicios en el sector turístico.

Otro de los sectores afectados por los disturbios son los comerciantes, lo que ha llevado al Consell de Gremis de la ciudad a reclamar "responsabilidad" a la ciudadanía y a los políticos, reivindicación a la que también se han sumado entidades como Retailcat, la Asociación de comerciantes de Paseo de Gracia o Comertia.