Como todas las parejas, Harry y Meghan también tuvieron tiempo de hacerse fotos con la familia después del enlace y a pesar del gran número de invitados

Madrid, may (EFE).- Una fotografía en blanco y negro, sonrientes, como no podía ser menos en el día de su boda, el príncipe Harry y su ya esposa Meghan Markle posan sentados en una escalinata del Castillo de Windsor, frente al objetivo de Alexi Lubomirski, el mismo que captó las primeras imágenes de la pareja cuando se prometieron.

Fotos de la boda

Meghan, ya sin velo, mira hacia algún sitio indeterminado mientras el príncipe sonríe a la cámara, sin duda, lo que parece un momento de intimidad estaría lleno de miradas de familiares.

El Palacio de Kensington ha facilitado tres imágenes, desconocidas hasta ahora, del día del enlace en las que la pareja luce radiante y feliz, primero en solitario y después en familia.

Los duques de Sussex aparecen en el centro de la fotografía rodeados por el príncipe Carlos y Camila y Doria, al lado de su hija Meghan y el príncipe Guillermo. La reina Isabel II, abuela de Harry, aparece sentada, al igual que la duquesa de Cambridge, que sostiene en sus rodillas a la pequeña Carlota, una de las damas de honor de la ceremonia. Diseminados por el suelo, los pajes que acompañaron a la pareja, entre los que se encontraba el príncipe Jorge, hijo mayor del príncipe Guillermo y Kate Middleton.

Con los más pequeños

La fotografía se tomó en el salón Green Drawing Room, del Castillo Windsor, que también sirvió de escenario para captar una imagen desenfada de la pareja junto a su cohorte de pajes y damas de honor, todos sentados en el suelo, con el precioso, delicado y lleno de simbolismo velo de Meghan extendido sobre la alfombra.

Las fotografías se han distribuido junto a un mensaje de agradecimiento de Harry y Meghan a todos aquellos que les acompañaron en Windsor el día de su enlace y a aquellos que siguieron por televisión en Reino Unido, la Commonwealth y en todo el mundo cada detalle de su enlace.

Feliz de haber participado en un acontecimiento tan importante, el fotógrafo Alexi Lubomirski ha manifestado que “ha sido un honor y privilegio increíble documentar el inspirador camino de amor, esperanza y familia que han llevado el Duque y la Duquesa de Sussex hasta la boda y los retratos familiares oficiales del sábado. Ha sido un precioso capítulo en mi carrera y vida que nunca olvidaré".

El destino del ramo

El palacio de Kensington también ha comunicado que, siguiendo la tradición, Meghan Markle ha depositado su ramo de novia sobre la tumba del soldado desconocido que se encuentra en la Abadía de Westminster en Londres.

La pareja ha pospuesto su viaje de novios hasta la próxima semana para no perderse las celebraciones organizadas para conmemorar el 70 aniversari del príncipe Carlos, un acontecimiento que no quieren perderse.EFE