Los alumnos de IED Madrid diseñan, para la nueva colección de las icónicas y clásicas abarcas de la firma Castell-Menorca, diversos estampados.

Madrid, jul (EFE).- La capital de España será testigo de las propuestas gráficas de los alumnos de la escuela de Visual de IED Madrid para la nueva colección de las icónicas y clásicas abarcas de la firma Castell-Menorca, acogidas en una exposición donde se podrá conocer la historia de esta marca menorquina fundada en 1998.

Los procesos de fabricación artesana de cada par de abarcas, los pasos seguidos para llevar a cabo el estampado elegido y la conceptualización de los diseños desarrollados componen el contenido que se puede en disfrutar en una de las calles más transitadas de la cuidad.

Abarcas diseñadas por los alumnos de IED

Los alumnos del Ciclo Formativo de Grado Superior en Ilustración, del Título Superior en Diseño Gráfico y del One Year Course en Ilustración y Comunicación Visual del IED Madrid son los responsables de que esta exposición haya salido adelante gracias a su esfuerzo y su dedicación.

Un trabajo que pudo llevarse a cabo gracias a Pedro Castell, director de Castell-Menorca y Nito Vilafranca, diseñador de la firma, ya que dieron forma en el IED Madrid a este proyecto en el que, durante dos semanas, los estudiantes crearon estampados para un modelo de abarcas que formará parte de la colección primavera-verano 2019 de mujer, hombre y niño/a.

Después de este "laboratorio de investigación" en el que se crearon diversas propuestas, la firma ha elegido los trabajos de tres de sus alumnos: Raquel Tatiana, Enrique Guillén y David Cabezuelo.

El modelo "Iker" ha sido el elegido para hacer realidad los estampados de los tres ganadores para la colección del próximo verano.

Los diseños de tres alumnos han sido los elegidos

Además de ser los elegidos para que su trabajo se haga realidad, viajarán el próximo mes de enero a Cuidadela, municipio de Menorca, para visitar la fábrica de Castell-Menorca y conocer y ver con sus propios ojos todos los pasos que se llevan a cabo en el proceso se fabricación.

La propuesta estará abierta durante todo el mes de julio, en la calle Flor Alta, en pleno corazón de Madrid con entrada libre para todos aquellos que quieran disfrutar de un día de verano diferente y resguardarse de las altas temperaturas propias de este mes. EFE