La joven actriz, da un paso más en su carrera profesional convirtiéndose esta vez en la embajadora de la marca de cosmética francesa Lancôme

Madrid, feb (EFE).- Es cantante, actriz, referente de moda en el mundo Instagram, y ahora embajadora de la marca francesa de cosméticos Lancôme Paris. A sus 22 años, Zendaya Coleman tiene una carrera profesional de lo más meteórica y ha demostrado tener, además, una gran versatilidad.

La actriz, que ya ha protagonizado campañas de Dolce&Gabanna, pasa ahora a formar parte del elenco de mujeres embajadoras de Lancôme, como Julia Roberts o Penélope Cruz. "Es un gran honor poder representar a una marca como esta y unirme a un grupo tan increíble de mujeres icónicas", aseguraba la joven actriz que luce una piel cuidada e hidratada, sin exceso de maquillaje, potenciando lo mejor de sus rasgos.

Zendaya comenzó su carrera actuando en el teatro local en el que trabajaba su madre, para posteriormente interpretar durante tres temporadas a uno de los personajes principales en la serie de Disney "Shake it out", donde se hizo con el cariño de la generación "millenial", que además de verla crecer, la acompaña en redes sociales, donde acumula más de 54 millones de seguidores.

Un enfoque joven y único

Es en Instagram precisamente, donde la californiana anunció su colaboración con la marca, subiendo una publicación en la que escribía "Estaba muy emocionada de poder hablar sobre esto, y por fin puedo hacerlo, oficialmente soy el nuevo rostro de Lancôme".

Zendaya continuó su andadura en la casa Disney, produciendo y protagonizando posteriormente la serie "Disney K.C Agente especial", para posteriormente dar el salto a la gran pantalla apareciendo en la película de Marvel "Spiderman: Homecoming" y en "El gran Showman", junto con actores como Zac Efron o Hugh Jackman.

Además, la actriz es un referente de moda, y ha protagonizado portadas de las revistas más importantes del sector, como Instyle, Marie Claire o Vogue, que definía a Zendaya como "Un camaleón en la moda".

Además de su talento y aptitud para las artes escénicas y musicales, la actriz, se ha convertido en todo un modelo generacional de positivismo y educación, pronunciándose en repetidas ocasiones sobre temas de actualidad, como la importancia de evitar los retoques fotográficos, o incentivando la colaboración ciudadana en causas de investigación médica como el VIH.

Así es como el huracán Zendaya da un paso más en su meteórica carrera, haciendo preguntarse a sus seguidores cuál será su próximo paso, y demostrando una vez más que todo lo que toca  se convierte en viral. EFE