Los aprendices de Maestros de la Costura han vivido a tope la semifinal del programa. Isabel y Toni han los primeros finalistas, mientras que Lara ha sido la aprendiz expulsada

Madrid, mar (EFE).- La noche empezó con la llegada de los cinco semifinalista, Isabel, Lara, Amparito, Rosa y Toni, y un "regreso al pasado" visualizado en una máquina de coser "Alfa".

Regreso al pasado

"Yo aprendí a coser con esta máquina, la utilizaba mi abuela, mi madre, mis tías", relataba Rosa.

Ante la presión de un programa que desembarca en la final Amparito adelanto que la encantaría "conseguir uno de los masters del programa, porque llevo años pensando qué hacer con mi vida", ha dicho Amparito.

Caprile presentó la primera prueba haciendo una referencia a una frase de Coco Chanel: "En moda es nuevo aquello que se ha olvidado"

El diseñador Juan Vidal acudió para añadir que su fascinación por la moda de otro tiempo "no creo que haya una época de la que no se pueda aprender del pasado", y junto a él aparecieron

Semifinal de Maestros de la Costura

Ana Polvorosa, Angela Cremonte, Ana Fernández, Maggie Civantos, y Nadia de Santiago, "Las chicas del cable", fueron las representantes excepcionales de una época, y los concursantes tuvieron que replicar varios vestidos de los años 20 y 30. La visita de las actrices, para Toni, "lo mejor de la prueba".

"Los años 30 tiene uno de los patronajes más intrincados que existen", comentó Caprile durante a prueba.

Amparito tuvo problemas para llegar al pedal de la máquina, con y sin tacones. "Estoy sudando como una cerca.

"Los milagros existen y no los de Lourdes", sentenció Amparito

Cómo es posible que mi abuela pudiera con esta máquina de coser y yo no pueda hacer nada", decía la aprendiz que arrancó las carcajadas de Ana Polvorosa y Juan Vidal mientras observaban su progresos.

Pero no fue la única concursante que tuvo problemas con la máquina: todos los aprendices, excepto Rosa, aceptaron la propuesta de Raquel Sánchez Silva: perder quince minutos a cambio de sustituir la máquina antigua por la habitual.

"Los milagros existen y no los de Lourdes", sentenció Amparito.

Sin embargo, Rosa comentó: "Ellos entienden de influencers, youtubers y todo eso, pero yo soy la única que sabe de la máquina".

"Yo me voy con la máquina del futuro. Nunca me ha gustado tanto la ciencia ficción", dijo divertida Isabel a Juan Vidal y Nadia de Santiago.

María Escoté participó en la prueba y comentó que ella y Juan Vidal terminaron juntos la carrera. "Menos mal que nos conocimos casi al final, si no, no terminamos", desveló y añadió que el comentario general de la escuela era:

¿Has visto lo bueno que está Juan Vidal?, un comentario que sonrojó al diseñador.

Ana Polvorosa animaba a Amparito. "Espero que no os lo tengáis que poner vosotras", apuntaba la aprendiz porque "me ha salido un disfraz de Halloween". A lo que la actriz respondió: "Si hay que ponérselo me lo pongo", entre risas.

Lara lloraba sin consuelo pensando en que no había terminado el vestido y además estuvo a punto perder su anillo de compromiso.

Antes de valorar el resultado, Caprile dijo a los aprendices lo "orgulloso" que estaba de su trabajo en una prueba en la que se trataba de un "trabajo para profesionales".Una prueba en la que Lara quedó en último lugar.

La invitada perfecta

La prueba por equipos para vestir a la "invitada perfecta", llevó a los aprendices hasta el taller de Ulises Mérida para confeccionar dos vestidos de fiesta muy diferentes.

Lara no dudo en afirmar que cuando asiste a un evento intenta ir lo más guapa posible. Y sin falsa modestia, añadió: "aunque me ponga un saco de patatas, yo eclipso".

¿Has visto lo bueno que está Juan Vidal?, un comentario de María Escoté que sonrojó al diseñador

Lo cierto es que la prueba decepcionó a los jueces, pues el resultado de los dos equipos tanto el formado por Rosa y Amparito, especialmente, como el de Lara e Isabel no estuvo a la altura.

"Han confiado muchas actrices en mi trabajo incluso Naomi Campbell", comenta Ulises Mérida mientras muestra que la modelo lució en un spot publicitario uno de los vestidos que tenían que replicar los concursantes.

La actriz Manuela Velasco acudió al taller y desveló su vinculación con la moda. "Mi madre era modelo y he vivido mi infancia viviendo y observando 'la parte de atrás' de una pasarela".

Toni e Isabel fueron los primeros finalistas de Maestros de la Costura 2 mientras que Amparito, Rosa y Lara pasaron a la prueba de expulsión, en la que Raquel Sánchez Silva lució un esmoquin de Juan Avellaneda que acudió al taller a comentar su trabajo.

"Se puede estar guapo elegante y atractivo sin lucir una talla 38", dijo Palomo Spain para presentar una prueba en la que los aprendices tuvieron que confeccionar un esmoquin para modelos curvies, masculinos y femeninos.

"Me parece una prueba super complicada", dijo Amparito que nada más empezar solicitó el "imperdible", el comodín de ayuda de un compañero, en su caso de Isabel.

Avellaneda recomendó a los aprendices "luchar por conseguir su sueño si sienten pasión por la moda", tal  y como él hizo.

"No había hecho un esmoquin en mi vida por qué me tiene que salir bien a la primera", dijo Lara enfadada al escuchar las críticas sobre su trabajo.

Rosa tampoco se libró de las críticas, Caprile descubrió un alfiler en la prenda, un fallo "grande" para el diseñador que, sin embargo, valoro positivamente otros aspectos de la prenda.

Una prueba que ha llevado fuera del taller a Lara. EFE