Las obras del fotógrafo que más veces retrató a Marilyn Monroe llegan a España. Un total de 111 fotografías que retratan a la estrella en diferentes emociones y estados de ánimo

Madrid, abr (EFE).- Milton H. Greene, fotógrafo de moda y celebridades estadounidense entre los 50 y los 80 del siglo pasado, fue todo un referente de fotografía, colaborando con revistas como "Look", "Harper's Bazaar" y "Vogue", y convirtiendo sus obras en un referente para las generaciones próximas de fotógrafos especializados en moda.

Además de por ser uno de los fotógrafos de estrellas de cine más consolidados del siglo pasado, Greene se convirtió a nivel particular en uno principales fotógrafos relacionados con Marilyn Monroe, una de las celebridades a las que más retrató durante su carrera, con un total de más de cinco mil fotografías. Ahora, algunas de ellas, se pueden disfrutar por primera vez en España hasta el 9 de Junio en el Museo de La Pasión en Valladolid.

Fue en 1952 cuando la revista "Look" le encargó una sesión de fotos que sería el primer encuentro con Monroe y que, con el paso del tiempo, desembocó en una relación de amistad y que incluso llevó a la actriz a vivir con H. Greene y su familia en su granja de Connecticut antes de contraer matrimonio con Arthur Miller.

Del vínculo de amistad entre actriz y fotógrafo, así como de la relación profesional, surgieron cincuenta y dos sesiones fotográficas, además del encargo por parte de la artista de realizar su biografía, convirtiéndose en el fotógrafo para el que más veces posó la actriz, destacando la serie de fotografías "Black sitting". Posteriormente, Greene colaboraría con Normal Mailer en la elaboración de una autobiografía ficticia de la actriz, a la que llamarían "Of Women and Their Elegance".

Cincuenta y dos sesiones fotográficas y dos biografías

Durante este tiempo, H. Greene pudo capturar algunas de las fotos más famosas que componen la colección fotográfica de Marilyn, en las que se aprecian sus estados de ánimo, belleza, talento y espíritu, aspectos fundamentales para el fotógrafo, que trataba de plasmar a través de sus retratos, haciendo de estos atributos un sello distintivo tanto en sus retratos a celebridades y estrellas como en sus trabajos de moda.

Esta relación de amistad y profesionalidad con la actriz, derivó en la creación entre los dos de una productora cinematográfica que lanzó al mercado las películas "Bus Stop" (1956) y "El príncipe y la corista" (1957), siendo la primera de ellas aclamada por la crítica,  recibiendo dos nominaciones a los Globos de Oro como Mejor película comedia/musical y Mejor Actriz Protagonista, que era Marilyn Monroe, además de hacerse con un 'Oscar por la interpretación a mejor actor de reparto.

H. Greene no sólo retrató a la célebre actriz de Hollywood, sino también a otras celebridades como Cary Grant, Audrey Hepburn o Geraldine Chaplin, que posaron delante de su objetivo, fotografías que también pueden verse en la exposición.

La comisaria de la exposición, Anne Morin, ha explicado que H. Greene es valorado porque sus modelos "no fueran simplemente unas perchas en las que colgar la ropa que tenían que fotografiar, sino que eran personas que accedieron a tener una identidad, como Suzy Parker", supermodelo de la década de los 50 que se convirtió en una estrella de cine.

En total, 111 obras son las que expone el Museo de la Pasión, de las que no todas son fotografías, sino que también se pueden observar piezas inéditas, cedidas por la Colección Elizabeth Margot, como portadas originales de las revistas para las que trabajó, documentación de sus sesiones o los negativos de su carrete. EFE