Nunca pasa de moda el 'loft', un apartamento sin puertas donde los metros, por pocos que sean, fluyen dejando el espacio diáfano, listo para ser disfrutado

Madrid, abr (EFE).-  El loft es una de las opciones que más triunfan en la decoración, y más aún cuando esta es una de las alternativas más propicias para espacios pequeños con techos altos, que dan opción a albergar una zona de juegos o una habitación.

Los interioristas de Emmme Spacio consideran que lo fundamental es sacar partido de cada metro cuadrado. Una de sus propuestas es tratar de aprovechar las bajocubiertas para crear rincones acogedores de lectura o descanso; también, incluso, de almacenaje y dejar que entre la luz por cualquier resquicio.

Adiós a los tabiques

Precisamente, su principal recomendación reside en que los muebles no obstaculicen el paso de la luz del exterior. “Si utilizamos la luz natural de manera correcta, conseguiremos una mejor distribución”, explican en el portal de decoración Houzz.

Eliminar tabiques es la manera ideal para redistribuir los espacios compartimentando y zonificando la vivienda, “amueblando de la manera adecuada y utilizando elementos separadores”, que pueden ir desde una chimenea a una estantería que haga las veces de barandilla o incluso un escalón que cambie la altura y el ambiente.

Como elementos de unión, las alfombras, bancos o estanterías son ideales para lograr espacios fluidos, que hablen y dialoguen entre sí.

Los interioristas del portal PortobelloStreet aseguran que un loft siempre nos ubica automáticamente en la ciudad de Nueva York de los años 50 del pasado siglo, pero no hay que irse tan lejos en el tiempo. ¿Quién no recuerda la transformación de la casa de Demi Moore y Patrick Swayze en "Ghost", o el ático maravilloso de Christian Grey en "Fifty Shades of Grey"?.

Referencias para nuevos espacios

Los lofs nacieron de la necesidad de tener un gran espacio y, debido a los altos alquiles de los pisos, se comenzaron a rehabilitar antiguas fábricas y almacenes en desuso que conformaron una nueva forma de decoración basada en espacios abiertos, donde nada tropieza, y el aire y los muebles fluyen.

Teniendo como referencia estos espacios nacen nuevas colecciones de muebles como la que presenta PortobelloStreet.es. Piezas modulares de estilo contemporáneo, fabricadas en chapa natural de nogal y con diferentes acabados, que “permiten múltiples combinaciones para crear composiciones distintas según las necesidades y los gustos de cada casa”, comentan los interioristas.

¿Qué identifica este tipo de muebles? “Sus señas de identidad son su carácter industrial, los materiales exclusivos utilizados y la búsqueda de formas y funcionalidad con superficies livianas”, comentan desde la firma, que intentan con ello aprovechar los espacios al máximo.

El objetivo de cada una de las piezas de esta colección es encontrar formas y estructuras que saquen el máximo partido a los espacios y a la luz de la vivienda, con superficies livianas, elementos de fácil acceso y de gran capacidad.

Comunicación entre el mueble y el espacio

“Hemos pretendido una colección de diseños refinados con múltiples posibilidades que encuentran una constante comunicación entre mueble y espacio”, argumentan.

Uno de los retos es la funcionalidad de cada pieza con “acabados cuidados al máximo, detalles, pensados para ser cómodos, con gran carga estética y una funcionalidad absoluta de muebles adaptables a variaciones y lugares, según las necesidades de cada momento", indican desde la firma.

La intención, según expresan, ha sido diseñar formas sencillas con materiales de gran calidad y materiales naturales, definidos "por un estilo industrial, acabados en chapa de madera de nogal combinado con colores lacados en varios colores y metal para darle un estilo contemporáneo", agregan.

“Diseños y formas que se convierten en la clave para renovar con éxito asegurado las estancias, con piezas que aporten un toque moderno y vanguardista”, concluyen los interioristas. EFE