EFEMadrid

Llega la época de ventanas abiertas, de descubrir el color, el calor y cómo convivir pensando en las vacaciones sin moverse de casa.

Disfrutar al máximo del hogar en época estival también es una opción que la decoración nos brinda de una manera sencilla, con pequeños detalles que nos recuerdan un rincón frente al mar o un verano en la montaña.

1. Marie Louise, experta en tendencias y jefa de productos de decoración en Conforama, apuesta por crear un ambiente informal, ideal para reproducir la atmósfera de las vacaciones, donde predominen los tonos azul marino, blanco y beige y el uso de texturas y estampados a rayas.

"Una decoración que se puede implementar en cualquier rincón, desde el dormitorio al jardín", comenta la especialista, quien asegura que se trata de dar un aire nuevo al espacio, creando un refugio marinero, a partir de cojines, cuadros o accesorios naúticos como estrellas de mar, brújulas o conchas.

"Una decoración que se puede implementar en cualquier rincón, desde el dormitorio al jardín"

2. El amarillo es uno de los colores de la temporada en los textiles y también en las paredes. "El amarillo es un tono que transmite alegría", comenta Elena Sancha, directora de marketing de AkzoNobel, quien advierte que la gama Colores del Mundo plantea muchas variedades de este color para apostar por alguno de sus matices, desde los más cálidos a los más intensos.

3. Según las directoras de Incasa Studio, Kika Payarés y Ana María Sánchez, los jarrones de cerámica y las cestas de rafia son los claves para dar un mínimo cambio a cualquier estancia de la casa.

Las cestas Kazi de rafia, hechas a mano en Uganda, son muy versátiles “perfectas para exhibirse en una balda, sobre una mesa en una terraza e incluso, pueden colgarse en una pared”, apunta Ana María Sánchez.

4. Decorar con flores y plantas refresca el ambiente en el interior de un hogar. Desde los ramos más rústicos, con rosas, el aster blanco y clavel, a los más elegantes con rosas moradas, fucsias y lilas, son algunas de las propuestas de la floristería Colvin.

5. Si se trata de actualizar viviendas que son una segunda residencia, en el caso de las de montaña y de campo, la firma Gunni&Trentino, propone la madera en el mobiliario como elemento base, sobre la que los tonos cálidos como el arena, marfil, rosa o el verde, son los colores estrella.

En el caso de una segunda vivienda en un lugar de costa, proponen que las ventanas dejen pasar la luz a raudales hacia el interior, además de tonos azules y verdes combinados con rosa palo en los textiles.  EFE